Breaking

"DEPREDADORES" (2010) Ouch.. la maldición de la tercera parte

[RESEÑA] Soldados, mercenarios y hasta un convicto despiertan en un inhóspito lugar en el que empiezan a ser cazados por un grupo de criaturas extraterrestres.


¿Ya les he contado sobre la teoría de la maldición de la tercera parte? Casi siempre, el número 3 en el título de una película, condena al filme a ser destrozado por la crítica, salvo una que otra excepción.

Ahí tenemos los ejemplos de "El Padrino 3", "Iron Man 3", o "La momia 3: La tumba del emperador". Quizás por eso Robert Rodríguez... sí, el mismo de la saga "Spy Kids" y "Sin City", quiso espantar la maldición eliminando el dichoso numerito a la tercera entrega de "Depredador" para colocar el título en plural.

Ya la segunda parte, protagonizada por Danny Glover 20 años antes (!), no había sido del todo bien recibida pese a tener bastante acción y gore.

Pero con Robert Rodríguez como creativo, uno pensaría que nada podría salir mal. De todos es conocido su forma tan estrambótica de hacer películas y lo delirante del universo de Depredador se prestaba para ofrecer una buena historia.

Pero al final, Rodríguez se limitó a ser productor y contrató a su amigo Nimrod Antal para dirigir la peli, pues estaba ocupado filmando "Machete". El cineasta de origen húngaro no produjo el resultado deseado aunque no es tanto culpa de su inexperiencia (ahora se limita a hacer videos musicales). 

El filme tiene una trama bastante confusa pues tampoco se usó el concepto original de Rodríguez, pues el estudio prefirió contratar a los guionistas debutantes Alex Litvak y Michael Finch para pulir la historia.

DE LA TRAMA
Ya desde el principio nos damos cuenta que la historia se aparta de los convencionalismos de las primeras entregas. Vemos a Royce (Adrien Brody), despertar cuando va en caída libre hacia una selva.

Logra abrir el paracaídas en el último minuto y se salva por un pelo de rana calva de morir estrellado en el suelo.

Pasado el susto inicial, se da cuenta que hay otras personas en su mismo situación. Un soldado checheno de élite, una chica que pertenece a las fuerzas especiales israelíes, un matón mexicano, un violento convicto y hasta un miembro de la mafia Yakuza, entre otros.

Todos ellos despertaron en las mismas condiciones que Royce, sin saber cómo terminaron en medio de la selva.

Pese a la desconfianza mutua, deciden trabajar en equipo para averiguar en donde se encuentran. Lo que hallan los deja pasmados: Aparentemente se encuentran en otro planeta, y para colmo, empiezan a ser cazados por depredadores, una raza alienígena que los estudia para afinar sus destrezas.

En su afán por sobrevivir, enfrentarán una que otra sorpresa, acompañantes inesperados y hasta traiciones, que harán más difícil sus esfuerzos.

ASÍ LA VIMOS
Lo que en papel sonaba bastante bien, se desluce en la pantalla grande. No sabemos si por la inexperiencia del director o el guión redundante, que la película no termina de cuajar.

El ritmo es accidentado y si bien en la primera parte se esfuerza por crear una atmósfera de suspenso y misterio, no se logra porque el espectador sabe desde el principio quiénes están cazando al grupo de soldados y cuales son sus intenciones. 

Así que cuando se revelan ante nuestros héroes, el factor sorpresa es nulo. 

Al principio teníamos dudas sobre si la elección de Adrien Brody como héroe de acción había sido la más adecuada, pues estamos acostumbrados a verlo en otro tipo de papeles, más dramáticos y menos exigentes.

Pero hemos de reconocer que saca la tarea, al igual que Alice Braga, como la ruda militar israelí. Sin quizás las dos mejore actuaciones de toda la película. El filme expande todavía aún más la mitología de los depredadores explicándonos un poco sobre su sistema de castas y motivaciones. 

Pero eso no es suficiente para que perdonemos su aburrido ritmo narrativo. La intención de "devolver" la historia a un entorno selvático no funciona en lo absoluto y uno se pregunta cómo es que si los soldados provienen de distintas partes del mundo, todos hablan un perfecto inglés.

Además, la inclusión de Laurence Fishburne pareciera estar hecha con calzador y lejos de aportar, entorpece el poco ritmo que tiene la película.

La música no es tan espectacular como la banda sonora original de Alan Silvestri y el final de la película nos deja con un gran sabor a insatisfacción. Quizás por eso es que fue de las recaudaciones más bajas de la franquicia.



EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? Sí. Como hemos dicho con anterioridad, si son completistas como nosotros, vale la pena.

• ¿En serio Adrien Brody es un héroe de acción? Aunque usted no lo crea. La dedicación y la preparación física a la que se sometió el actor en la preproducción rindió sus frutos.

• ¿Cómo se conecta esta película con las anteriores? Pues... eso queda difuso. Aunque según imdb, la biblia del cine, originalmente se habían planeado cameos de Dutch (Schwarzenegger) y Harrigan (Danny Glover), protagonistas de las pelis pasadas. Eso hubiera sido interesante de ver.

Precede a:                                                        Antecede a:
Depredador 2                                                    El depredador



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Predators
Dirección: Nimrod Antal
Reparto: Adrien Brody, Alice Braga, Topher Grace, Laurence Fishburne, Danny Trejo
Año: 2010
Estudios: 20th Century Fox/Troublemakers Studios
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h47m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: DVD Standard 2D