Breaking

"DEPREDADOR 2" (1990) La cacería llega a la gran ciudad

[RESEÑA] En medio de una guerra entre pandillas, un visitante intergaláctico comienza su cacería. En su camino se interpone el  duro oficial de policía Mike Harrigan.


Ante el éxito inesperado que tuvo "Depredador", los estudios 20th Century Fox se apresuraron a pedir una secuela. Y es que el cazador del espacio exterior tuvo una exitosa transición del cine a las historietas.

Con la idea de monetizar la fiebre provocada por el personaje, los estudios presionaron a sus creadores, los hermanos Jim y John Thomas, para elaborar un nuevo guión.

Aunque la idea de llevar al depredador a la gran ciudad era interesante, el resultado final no fue del todo satisfactorio. Los Thomas querían situar la historia en Nueva York y la idea original era que Arnold Schwarzenegger repitiera su papel de Dutch en la original.

El presupuesto subió de 15 a 35 millones de dólares, pero el estudio influyó para reducir costos, así que la acción se desarrolla en Los Ángeles, donde los gastos de filmación se reducían. 

Además, ante la negativa de Arnie de repetir su papel, se buscó a alguien más económico, así que contrataron a Danny Glover, después de que estrellas como Patrick Swayze declinaran estelarizar el filme.

Estos retos y urgencias golpearon al producto final, que fue dirigido por Stephen Hopkins, al negarse John McTiernan a asumir la responsabilidad. Hopkins tenía en su haber poca experiencia como director. Su mayor logro era la quinta entrega de la saga de Freddy Krueger.

DE LA TRAMA

Los Ángeles. 1997. En medio de una intensa ola de calor que azota la ciudad, las pandillas jamaiquinas y colombianas sostienen una violenta pugna por el dominio de las calles.

La policía parece impotente para mantener el orden y uno de sus agentes, el detective Mike Harrigan es el único que logra mantener a raya a los pandilleros.

Junto a sus subalternos hispanos Danny (Rubén Blades), Leona (María Conchita Alonso) y el recién llegado Jerry (Bill Paxton) tratan de poner orden.

Cuando la policía logra acorralar a los pandilleros en un edificio en el enfrentamiento inicial, ocurre algo inesperado. Estos malandros son atacados por algo o alguien, quien los elimina a todos de una forma bastante violenta.

Harrigan y sus muchachos teorizan que podría tratarse de un asesino a sueldo contratado por la pandilla rival, pero la llegada del misterioso agente Keyes (Gary Busey), los pone en alerta de que podría tratarse de algo más.

El misterioso ser ataca al lider de la pandilla colombiana y lo deja colgado y destripado en su lujoso apartamento. Al investigar, los policías se dan cuenta de que están lidiando con alguien que posee tecnología nunca antes vista.

Lo que no saben es que Keyes va tras un cazador intergaláctico que ha venido al planeta para poner a prueba sus habilidades. Esto después de que el gobierno conociera la historia de Dutch y su lucha por sobrevivir en la primera película.

Sólo que en este caso, Harrigan debe enfrentarse no a uno sino a varios depredadores para poner orden en las calles y restaurar la tranquilidad de los angelinos.

ASÍ LA VIMOS
Ante el anuncio de una nueva entrega de la franquicia, los cinéfilos estaban emocionados pues la primera parte rompió records de audiencia.

Sin embargo, muchos salieron decepcionados de los cines. No es que el filme fuera malo pues contenía muchos ingredientes interesantes: no uno sino varios depredadores, armas más sofisticadas, mucho más gore y una trama interesante.

Pero quizás el poco carisma de algunos de sus intérpretes o la pérdida de encanto al trasladar la acción de la selva a la gran ciudad, hicieron que la película no fuera bien recibida. Y eso que aporta mucha información sobre la mitología de los depredadores.

Con un presupuesto mejor (costó US$35 millones en comparación con los US$15 millones de la original), no logró convencer a todos pues sus efectos especiales no estuvieron a la altura de la original. 

El poco tiempo invertido en la producción no permitió poner a punto los efectos ópticos, y estos se ven demasiado obvios como cuando el depredador usa una especie de gancho para atrapar a una de sus víctimas.

La actuación de Danny Glover es muy buena, demostrando que tiene vena para los filmes de acción, aunque sin el carisma de Schwarzenegger. Le va mejor en la franquicia de "Arma mortal".

Se rescata la presencia de dos hispanos en el reparto principal (Blades y Alonso), una rareza por aquellos días. Ambos hacen un papel más que aceptable.

La música no tiene el mismo impacto que el score original pese a que el compositor Alan Silvestri repite como creador. Y por Dios..!! el vestuario de nuestros héroes es horrendo. ¿Quién diablos usa una camisa mostaza? Danny Glover no se la quita en toda la película, y por si fuera poco, otro personaje usa una del mismo color. ¡Qué bueno que los ochentas ya quedaron en el olvido!

El resultado en taquilla no fue el esperado y es quizás por ello que tuvimos que esperar 20 años para una tercera entrega.



EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? Sí, aunque no es imprescindible. El filme no ha envejecido con dignidad y al verlo de nuevo, se nota que sí se le pesan los 28 años que han pasado desde su estreno original en cines.

• ¿Es cierto que sale una criatura xenomorfa? Sí. Pareciera una leyenda urbana pero en efecto, en una escena ambientada dentro de la nave espacial, el detective Harrigan observa una especie de salón de trofeos de los depredadores y se puede apreciar un cráneo de "alien".

A causa de esa escena es que se crearon historietas haciendo crossover entre los universos de Alien y Depredador. Fueron tan populares que hasta existen dos películas derivativas, que no son muy buenas por cierto. 

Antecede a:                                                                         Precede a:
Depredador                                                                          Depredadores


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: "Predator 2"
Dirección: Stephen Hopkins
Elenco: Danny Glover, Gary Busey, Ruben Blades, María Conchita Alonso, Bill Paxton
Año: 1990
Estudios: 20th Century Fox
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h48m
Relación de aspecto: 1:85
Visionado: DVD Standard 2D