Breaking

“EL CAPITÁN AMÉRICA” (1979) Groovy baby..!!

[RESEÑA]  Si piensan que Chris Evans es el único Capitán América piénsenlo dos veces.

Las nuevas generaciones creen que el universo cinematográfico de Marvel se inició con “Ironman” en 2008. 

Los más creciditos, se acordarán de las modestas versiones de “El castigador” o Nick Fury: Agente de S.H.I.E.L.D.” en los noventas.

Pero el intento de hacer la transición de las historietas a la pantalla grande (o chica, según sea el caso) se remonta a mucho más atrás.

Ya en los setentas hubo intentos de darle vida al Hombre Araña (pueden ver su película setentera aquí), o el caso que hoy nos ocupa, El Capitán América.

Concebida como un piloto para una eventual serie de televisión en Estados Unidos, se vendió como película en los cines de América Latina y en otras latitudes. Pero entremos en materia.

LA HISTORIA
Steve Rogers (Reb Brown) es un ex soldado devenido a pintor y dibujante callejero, que viste horrenda ropa de polyester y camisas polo. 

Viaja a bordo de una camioneta Van, muy de moda en aquella época, en la que vive y guarda su tesoro más preciado, una motocicleta.

¿Tiene wifi?
Un día llega a una playa de surfistas a visitar a un amigo y este le cuenta que un investigador, amigo de su padre, le han estado buscando con insistencia.

Lo que Rogers ignora es que está siendo vigilado. Decide ir a visitar al investigador pero en el camino, un camión tira intencionalmente aceite en la carretera.

Nuestro héroe se salva por un pelo pero su camioneta cae en combate. A bordo de su moto llega a un instituto de investigación y conoce a Simon. 

Al parecer Rogers y su papá no se llevaban bien porque cuando Simon le cuenta sobre un suero experimental en el que trabajaban juntos, este cambia de tema.


Rogers decide visitar al amigo de su papá de una vez por todas pero llega justo cuando este es asesinado por un matón que busca un microfilme con una fórmula secreta.
Rogers trata de auxiliarlo pero este muere. 

Pronto, aprendemos que el asesino del científico y quien intentó matar a nuestro héroe trabajan para un villano, que quiere armar una bomba con la fórmula secreta.

Simon trata de convencer a Rogers a que le ayude a atrapar a los malosos pero se niega. Aunque después de sufrir otro atentado no le queda más remedio, pues Simon le inyecta el suero experimental para salvarle la vida.

La sustancia le brinda super fuerza y velocidad. Simon le revela entonces que su padre fue el Capitán América original y que él debe seguir su legado.

Finalmente los malos se hacen con la fórmula y arman una bomba, así que el buen Cap debe ir al rescate y salvar al mundo. 

Para ello le dan un indecente traje que no deja nada a la imaginación, un escudo de plexigás y una moto con cohetes equipada con el gadget más tonto que he visto en una película de héroes: un botón para que no se oiga el ruido de la moto para “sorprender” a sus enemigos.

EN CONCLUSIÓN
El final es bastante previsible. Sí, ganan los buenos. Pero la película no es tan mala como cuenta la leyenda. 

De hecho, existió ese mismo año, una secuela titulada “Capitán América 2: Muerte prematura”, en la que sale Christopher Lee.

Ocurre que por ser un telefilme, su propuesto no le permitió hacer elaboradas escenas de acción, que se limitan a una persecución en helicóptero, y el gran final en el que el Capitán debe detener un camión en el que viaja la bomba.

¿Dónde se puede ver? La verdad, tuvimos que escarbar bastante en nuestra bóveda delirante para encontrarla. Nos parece que sólo la secuela flota por internet.

Como dato curioso, en nuestro país se estrenó en el cine. Yo la fui a ver al desaparecido Latino en la zona 5 capitalina. Era parte de un doble programa junto al piloto de “Hulk, el hombre increíble”, con Bill Bixby. ¿El costo del boleto? Tenías que llevar dos cajas vacías de cereales Kelloggs.  (Suspiro) Tiempos que ya no volverán.