Breaking

"VIUDAS" (2018) Mucho más que una historia de atracos

[RESEÑA] Tres mujeres que quedan viudas deciden realizar el último gran golpe planificado por sus maridos para pagar una deuda.


De las sorpresas que todavía nos reservaba el 2018, llega a nuestras pantallas el nuevo filme del director Steve McQueen (no confundirlo con el actor fallecido en 1980).

Queen no había filmado nada desde que ganó el Oscar al mejor director por "Doce años de esclavitud" y no sería raro que recibiera una nominación más gracias a este pulcro ejercicio del cine de atracos que es mucho más que eso.

Inspirada en una novela británica que ya había sido adaptada a la televisión en formato de miniserie, "Viudas" es una estupenda película que viaja por espinosos temas como el racismo, la corrupción, el prejuicio, la desigualdad de género, la injusticia social, la podredumbre política y por si fuera poco, se las arregla para ser un enunciado de empoderamiento femenino sin caer en el panfletarismo.

Nunca imaginamos que el drama social y el género de acción pudieran mezclarse de forma tan exquisita, en el que el ingrediente principal es la impecable actuación de un elenco plagado de estrellas que es exigido al máximo para ofrecer un deleite histriónico de más de dos horas.

DE LA TRAMA
Chicago. Época actual. En un mundo en el que se creería que la sociedad ha evolucionado, conocemos a varias mujeres que deben lidiar con problemas a los que se enfrentan las féminas en cualquier país.

Verónica (Viola Davis) sufre el estigma de vivir un matrimonio interracial. Linda (Michelle Rodríguez) es una madre latina que trabaja duro para sacar adelante a sus hijos. Alice, rubia y hermosa, sufre violencia doméstica y baja autoestima.

A simple vista no tienen nada en común pero sus maridos conforman una banda de atracadores a los que la suerte les dejó de sonreír en su último golpe y terminan acribillados por la policía.

De repente, estas mujeres tan dependientes de sus parejas, se estrellan contra la realidad de valerse por sí mismas. Pero esto es apenas el inicio. 

La banda de atracadores, que era liderada por Harry (Liam Neeson), el esposo de Verónica, robó varios millones al hampón local Jamal Manning (Brian Tyler Henry), quien ha decidido lanzarse a la política y se ha postulado a un puesto público desafiando a Jack Mulligan (Collin Farrell), político de cuarta generación que quiere mantener el legado de su familia blanca en el control de la ciudad.

Jamal amenaza a Verónica para que le devuelva el dinero robado. Empujada a pelear por su vida, ella decide reclutar a las viudas restantes y realizar el último gran atraco que había planificado su marido.

ASÍ LA VIMOS

La trama en apariencia sencilla y cliché, nos ofrece mucho más de lo que podríamos esperar.

McQueen empleó su talento a fondo para presentarnos una variada mezcla de subtramas que en conjunto forman una interesante radiografía social del Estados Unidos contemporáneo.

Y no es una radiografía fácil de digerir. Por un lado nos muestra la vulnerabilidad de estas damas, quienes deben sobreponerse a todo y demostrar que tienen valía por sí mismas. La parte más difícil es dejar de lado sus miedos e inseguridades para convencerse a sí mismas que son capaces de ir a contracorriente y ser dueñas de su propio destino.

Por otro lado, nos muestra los entresijos de una elección política con todas sus interioridades en donde priman los prejuicios, las ansias de poder, el desprecio por el electorado y el afán desmesurado por una clase política desesperada por mantener el status quo.

También, nos ofrece guiños poderosos a otras desigualdades sociales que se van entretejiendo a lo largo de dos horas. Quizás ese esa el único reproche que podríamos hacerle a la película, pues el abanico de tópicos no impide que el filme avance a un ritmo adecuado y por momentos, pareciera que no estamos llegando a ningún lado.

Lo que sí es un deleite son los múltiples duelos actorales entre el elenco. Poderosas son las escenas en las que Colin Farrell y Rober Duvall nos muestran las rivalidades entre padre e hijo.

O la de Viola Davis intentando demostrar que es una mujer que puede hacerse cargo de sí misma y asumir el liderazgo que solamente había visto en su marido.

¿Amaron a Daniel KAluuya en "Huyen"? Acá lo van a odiar como el sicópata hermano de Jamal. Liam Neeson nos ofrece su acostumbrado papel de tipo duro pero con una vuelta de tuerca que nos dejará con la boca abierta.

Los planos secuencia son preciosistas y la música se convierte en un actor más transmitiendo sentimientos y provocando emociones, según sea el caso.

Y mucho ojo pues las imágenes y los decorados dicen mucho y aportan a la historia, sobre todo cuando los diálogos sobran.

EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? Sin duda alguna. No nos extrañaría que "Viudas" se convierta en una de las protagonistas en la temporada de premios que se avecinan.

• ¿Es acción o drama social? Ambas cosas. Lo que pudo ser una peli de atracos más, se convierte en un poderoso filme de denuncia y reflexión.

• ¿Es mejor que "Las estafadoras" (Ocean's eight)? En una palabra... sí. Y por mucho. McQueen hizo un estupendo trabajo. "Viudas" es de las películas más destacadas de 2018.



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Widows
Dirección: Steve McQueen
Reparto: Viola Davis, Michelle Rodríguez, Elizabeth Debicki, Liam Neeson, Collin Farrell
Año: 2018
Estudios: 20th Century Fox/Regency Enterprises/See-Saw Films
País de origen: Estados Unidos/Reino Unido
Duración: 2h09m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: Proyección digital 4K 2D Macro XD