Breaking

"THE STAND: APOCALIPSIS" (1994) El fin del mundo al estilo King

[RESEÑA] La humanidad es diezmada a causa de un super virus de gripe y los sobrevivientes deben enfrentar una amenaza aún mayor.


De toda la amplia filmografía inspirada en la obra de Stephen King, esta es nuestra favorita.

La vimos por primera vez a finales de los noventas durante una reposición en el canal SyFy, cuando este todavía se llamaba Sci Fi y de veras tenía una programación de lujo sobre ciencia ficción y no tantos realities shows como ahora.

Pero no nos vayamos por las ramas. Nos causó tal impresión que decidimos buscar la novela original, que finalmente pudimos conseguir hace un par de años.

Luego de leerla, creció aún más nuestra admiración por esta miniserie de 4 capítulos y seis horas de duración, pues Mick Garris hizo un trabajo increíble adaptando un enorme manuscrito de casi 1,600 páginas.

Además, contó con un reparto multiestelar de talentosos actores tanto del cine como de la televisión, como Gary Sinise, Molly Ringwald (nuestro amor adolescente), Rob Lowe, Laura San Giacomo, Miguel Ferrer y muchos más.

La tarea no fue fácil pues el rodaje tomó cinco meses y se realizó no sólo en estudios cerrados sino también en  locaciones exteriores en seis estados. El presupuesto fue de 28 millones de dólares, una cifra exorbitante para una producción televisiva.

DE LA TRAMA

La miniserie arranca con planos de una instalación militar secreta. De pronto, suenan las alarmas. Por medio de un monitor, uno de los vigilantes se da cuenta que en el lugar ha ocurrido una fuga.

Pero no es una fuga cualquiera pues se trata de un virus de gripe genéticamente alterado que empieza a matar casi instantáneamente a todos los que están en la instalación.

El vigilante cae en pánico y en lugar de seguir los protocolos de seguridad para contener la fuga, sube a su carro y escapa junto a su esposa e hijo a toda velocidad. 

Sin saberlo, él y los suyos ya van contaminados y van esparciendo el virus por donde pasan. Atraviesan medio Estados Unidos y finalmente terminan estrellándose en la gasolinera de un pequeño pueblo.

El pueblo es puesto en cuarentena por el gobierno pero es demasiado tarde, el virus se esparce rápidamente por todo el mundo y en cuestión de semanas acaba con casi toda la humanidad.

Los sobrevivientes empiezan a tener extraños sueños: unos lo hacen con una anciana que les pide reunirse para hacer la voluntad de Dios. Otros lo hacen con un carismático personaje, Randall Flagg, conocido como "el Señor Oscuro", quien tiene sus propios planes para destruir al resto de sobrevivientes.

Algunos deciden buscar a la anciana para obtener respuestas y otros son seducidos por las promesas de Flagg y sus secuaces y se encaminan a Las Vegas. 

Al final, los seguidores de madre Abigail, que así se llama la anciana, se dan cuenta que si quieren reconstruir la sociedad y vivir en armonía, deberán enfrentarse en una batalla final contra Flagg y sus secuaces, aunque con ello se arriesguen a un holocausto nuclear.

ASÍ LA VIMOS

En alguna entrevista, Stephen King confesó que cuando se decidió a escribir "The Stand", o "La danza de la muerte" como se le conoció en algunos territorios, su intención era crear una épica a la altura de "El Señor de los Anillos".

Por supuesto que "The Stand" no es "El Señor de los Anillos", pues la obra de J.R.R. Tolkien es irrepetible. 

Pero King no falló del todo pues creó una historia épica bastante original y que cuenta con su propia mitología, héroes y villanos, así como acciones heróicas y muchas aventuras.

La novela es compleja, y Mick Garris supo cómo trasladarla a la pantalla chica. Dividida en cuatro capítulos de hora y media de duración, tuvo tiempo suficiente para desarrollar a los personajes y las situaciones con suficiente detalle.

La primera parte, cuando se muestra la propagación del virus y cómo la sociedad se va destruyendo, es espectacular. Atrapa al espectador y no le da tregua hasta que termina el episodio.

Ya para la segunda parte, nos hemos encariñado con buena parte de los protagonistas. Y en ese departamento, el departamento de casting hizo un estupendo trabajo al conseguir a talentosos actores. Gary Sinise, Rob Lowe ofrecen estupendas actuaciones. Laura San Giacomo con su personaje de Nadine Cross hace que la odiemos desde sus primeras apariciones.

Pero quien se roba el espectáculo es el desconocido Jamey Sheridan, quien hace un retrato muy bueno de Randall Flagg. Su carisma y labia nos recuerdan a ciertos líderes políticos de la vida real, que son capaces de mover masas con solo una sonrisa posada.

La trama nos mantiene interesados y para cuando llega el momento del desenlace, uno llega a sentirse uno más de nuestro héroes en su camino a Las Vegas.

Sin embargo, no falta el pelo en la sopa. El final es bastante anticlimático pues uno espera una gran confrontación pero realmente ocurre de una forma apresurada y sin mucho espectáculo (visual claro está). Pero así ocurre también en la novela. Se queda uno con la sensación de querer más.

Garris, el director, contó que la tecnología disponible en su momento era demasiado cara para la televisión así que los efectos especiales que se usaron son modestos. 

Y se nota pues en ese departamento, la teleserie no ha envejecido del todo bien. El CGI es bastante primitivo no sólo para nuestros estándares actuales, sino incluso para esos días. ¡Y eso que han pasado casi 25 años de su estreno! 

Existe la intención de hacer una nueva versión, esta vez cinematográfica, pero el proyecto ha andado de mano en mano en los últimos años. La última noticia que escuchamos es que se podría hacer una miniserie de diez episodios para alguna plataforma de internet como Netflix, Hulu o CBS Access. 




CURIOSIDADES
• Es la novela más ambiciosa de Stephen King y la teleserie no podía ser menos, con 125 personajes diferentes, todos ellos con diálogos. Además, se usaron cientos de extras. 

• Además del elenco conocido, hay ciertas caras familiares que uno se las pierde si pestañea. Entre ellas, Ed Harris, John Landis, Sam Raimi y Kathy Bates, entre otros.

• George A. Romero tuvo interés en hacer una versión de cine pero cuando el proyecto pasó a la TV, Romero perdió el interés.

• El personaje de Randall Flagg aparece en otras obras de King, como "La Torre Oscura", y "Los ojos del dragón".
                                               

¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Stephen King's The Stand
Dirección: Mick Garris
Reparto: Gary Sinise, Molly Ringwald, Jamey Sheridan, Rob Lowe, Laura San Giacomo
Estudios: Republic Pictures/American Broadcasting Company (ABC)
País de origen: Estados Unidos
Duración: 6h01m
Relación de aspecto: 1:33
Visionado: DVD Standard 2D