22 DE AGOSTO - ESTRENO

"MILAGROS INESPERADOS" (1999) Porque King no sólo escribe sobre terror

[RESEÑA] Los encargados del pasillo de la muerte en una cárcel, experimentarán sucesos extraordinarios gracias a uno de los condenados.

Stephen King es el maestro de lo macabro, de eso no hay duda. Pero de cuando en cuando nos entrega algunos relatos que nos llegan al corazón.

"Milagros inesperados" (The Green Mile) es uno de ellos. Es una poderosa historia en la que King examina la condición humana y sus debilidades en muchas aristas.

Originalmente se publicó en entregas mensuales, pues muchas personas tienen la costumbre de leer el final antes de siquiera empezar las novelas, así que King se propuso mantener el desenlace en secreto para tener en ascuas a los lectores. 

Y la adaptación cinematográfica es estupenda. Frank Darabont, el director, hizo también un magnífico trabajo adaptando el guión. El elenco es de primer nivel y al final, con un presupuesto de 60 millones de dólares, quintuplicó esa cantidad en la taquilla.

Además, el filme se hizo acreedor a cuatro nominaciones al Oscar, incluyendo el de Mejor Actor de Reparto para Michael Clarke Duncan. 

DE LA TRAMA

Estamos en los años treinta en una prisión de Louisiana, Estados Unidos, específicamente en el corredor de la muerte, donde los condenados a muerte aguardan su ejecución.

El grupo de vigilantes es comandado por Paul Edgecomb (Tom Hanks) un celoso guardián pero con un corazón generoso. 

Paul y su equipo tratan de confortar en la medida de sus posibilidades a los condenados, mientras les llega la hora de ser ejecutados en la silla eléctrica.

Pero nada lo ha preparado para lo que vivirá cuando llegue a la Milla Verde (así le llaman al lugar), un enorme afroamericano, condenado por haber violado y asesinado a dos pequeñas niñas.

El enorme tipo responde al nombre de John Coffey (Michael Clarke Duncan), "se pronuncia como café en inglés pero se escribe diferente", suele decir el sujeto, que pese a su intimidante estatura parece tener un corazón de gelatina.

Paul padece de una severa infección urinaria que le provoca mucho malestar. Para colmo tiene que lidiar con Percy (Dug Hutchinson), un guardia novato de muy mal corazón, que sueña a ver freírse a un hombre en la silla eléctrica.

Un día llega un nuevo preso, "Wild Bill" Wharton (Sam Rockwell en una estupenda actuación), quien desde el primer momento empieza a causar problemas. Wharton lastima a Paul en la entrepierna en un intento de escape y lo deja fuera de combate.

Pero Paul está por tener una experiencia difícil de creer. Con sólo tocarlo, John lo curará con sólo tocarlo, revelando que tiene un don para sanar a quien toca. La experiencia hará que Paul dude de la culpabilidad de Coffey y se replantee la ética con la que ha cumplido su trabajo.

ASÍ LA VIMOS

"Milagros inesperados" es una película hermosa que, con una historia sencilla pero efectiva, logra tocar las fibras del espectador.

Frank Darabont echa mano de todos sus recursos cinematográficos para lograr una puesta en escena extraordinaria. 

Desde la ambientación y los sets que nos remiten al pasado, y un elenco bastante sólido, uno se disfruta las tres horas que dura película.

No visualizmos a otro actor que no sea Tom Hanks para el papel de Paul ni a otro que no sea Clarke Duncan para encarnar a Coffey. Destaca también el talento de Doug Hutchinson como el villano Percy. El ya ofreció una actuación por encima de la media en un par de capítulos de "Los expedientes secretos X". 

¿Se recuerdan del personaje de Tooms, el que come hígados humanos y luego hiberna por años y al que Mulder quería echarle el guante? Hutchinson hiz ese papel. Nos sorprende que no haya tenido más oportunidades para dar el salto a la pantalla grande.

Pero así como la trama saca nuestro lado sentimental, también nos provoca con secuencias intensas como las de las ejecuciones de los presos en la silla eléctrica, que podrían obligar a cerrar los ojos a cinéfilos sensibles.

Al final, al correr los créditos, uno queda con la sensación de haber visto una película muy buena, que con el tiempo podría elevarse a la categoría de culto.

CURIOSIDADES
• La prisión se recreó con todo detalle en un estudio cerrado.

• King visitó el estudio un día y pidió ser amarrado a la silla eléctrica de utilería. Confesó que ha sido una de las experiencias más perturbadoras que había tenido.

• Se utilizaron más de una docena de ratones para interpretar al Señor Jinkles, un personaje que forma parte importante de la trama.

• Bruce Willis fue quien recomendó personalmente a Michael Clarke Duncan para el papel de Coffey, después de quedar impresionado por su talento en "Armaggedon".

• El autor considera esta película como una de las adaptaciones más fieles de alguna de sus obras. 

• Es la primera adaptación cinematográfica de un relato de King es sobrepasar la barrera de los 100 millones de dólares en las taquillas.



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: The green mile
Dirección: Frank Darabont
Reparto: Tom Hanks, Michael Clarke Duncan, David Morse, Michael Jeter
Estudios: Warner Bros. Pictures/Castle Rock Entertainment
País de origen: Estados Unidos
Duración: 3h09m
Relación de aspecto: 1:85
Visionado: DVD Standard 2D























"MILAGROS INESPERADOS" (1999) Porque King no sólo escribe sobre terror "MILAGROS INESPERADOS" (1999) Porque King no sólo escribe sobre terror Reviewed by Administrador on 1:19 p.m. Rating: 5

No hay comentarios.