Breaking

"STAR WARS EPISODIO VII: EL DESPERTAR DE LA FUERZA" (2015) Un despertar bastante tímido

[RESEÑA] Tras la caída del Imperio, surge una nueva amenaza en la Galaxia: La Primer Orden. La única esperanza es hallar a Luke Skywalker, el último Jedi conocido.


Hablar de "Star Wars" es hacerlo no sólo de una de las sagas más exitosas del cine sino la que tiene la base de fans más fervorosos que se pueda conocer.
 
Nosotro nos contamos entre ellos, pero no por eso vamos a dejar de lado la objetividad a la hora de hacer reseñas de sus películas. Ya ven, les hemos compartido con humor nuestras impresiones sobre el desastroso especial navideño y hemos señalado algunos aspectos que a nuestro criterio, no funcionaron como debían en otras entregas.
 
Y esta vez no será la excepción. Sobre todo porque se trata del primer productor "warsie" que no está bajo el control de George Lucas, sino que abre una nueva era en la que el ratón imperialista (léase Disney) está al mando.
 
Cuando se anunció el proyecto de una nueva trilogía galáctica la expectativa subió como la espuma, más aún cuando se supo que J.J. Abrams, el Steven Spielberg de esta generación, estaba a cargo del guión y la dirección de "El despertar de la Fuerza".
 
Abrams quiso congraciarse con los fans originales y captar nuevos adeptos a La Fuerza, así que se atrevió a convocar a los protagonistas originales para que tuvieron un papel importante en la nueva trilogía.
 
¿Resultó? Bueno... les compartimos nuestra opinión, que desde luego no es la verdad absoluta. ¿Nos acompañan?      
 
DE LA TRAMA 
Han pasado 30 años desde la caída del Imperio y la reinstauración de la República. Pero la influencia del Emperador y Darth Vader sigue latente en la Galaxia.

Vestigiosos de la guerra aún se pueden ver en diversos mundos, como el árido Jakku, donde Rey (Daisy Riley), una huérfana, se gana la vida extrayendo chatarra de los restos de naves imperiales y que luego vende para subsistir.

Lejos está Rey de saber que su vida va a dar un vuelco cuando a su planeta llega Poe Dameron (Óscar Isaac), un piloto perteneciente a la Resistencia, brazo militar de la República, quien busca pistas sobre el paradero del último Jedi que queda, Luke Skywalker (Mark Hamill).

Pero a Dameron lo persigue un escuadrón de soldados de la Primer Orden, grupo militar surgido de lo quedó del Imperio. Estos con comandados por Kylo-Ren (Adam Driver) poderoso conocedor de La Fuerza pero que se encuentra en el Lado Oscuro.

Dameron consigue un mapa digital que podría ser la clave para dar con Luke, pero es atrapado por los soldados de Ren, no sin antes esconder el mapa en el interior de  BB-8, un simpático androide que termina aliandose con Rey.

A ellos se les une Fin, un soldado desertor de la Primer Orden, quienes emprenderán una arriesgada aventura para llevar el mapa a la general Leia Organa.

A medida que avanza la historia, Rey se dará cuenta que su encuentro con Fin y BB-8 no es casualidad. Quizás, es su destino y está ligada a los Jedi, más de lo que se imagina.    
       
ASÍ LA VIMOS 
Ver una película de Star Wars en el cine es todo un acontecimiento y hacerlo casi 40 años después del estreno de la película original lo es aún más.

J.J. Abrams sabe su oficio y nos entrega una película bastante entretenida pero que lamentablemente carece de originalidad y novedades, salvo algunos giros imprevisibles en la trama.
 
El director estuvo cerca de no hallar el equilibrio entre la nostalgia y la novedad pues decidió servir a dos amos: Por un lado, congraciarse con los fans de siempre al convocar personajes conocidísimos como Luke, Han Solo, Chewbacca y la princesa Leia, y por otro, intentar seducir a nuevos cinéfilos con personajes más frescos y actuales como Rey, Fin y Poe Dameron.

A medida que avanza la película, crece una sensación de que esto lo hemos visto antes ya, específicamente en el Episodio IV: Una nueva esperanza: La información vital escondida en un androide, el villano que busca estos datos, que por cierto también usa casco y capa negra; un planeta árido, el personaje que de pronto se ve involucrado en una guerra más allá de su comprensión, etc.

Kylo-Ren, por cierto, cuya filiación con uno de nuestros héroes es parte vital de la historia, no es un villano a la altura de Darth Vader. Se comporta como un adolescente emo que hace berrinches cuando no logra lo que quiere. Ojalá en nuevas entregas, hagan evolucionar al personaje.
 
Dos años después de su estreno, aun nos preguntamos si fue buena idea eliminar a uno de los personajes principales, sin duda un golpe bajo para los fans de hueso colorado.

Aparte de presentar nuevos personajes que afortunadamente son carismáticos y entran perfectamente en el universo de Star Wars, el filme de Abrams no ofrece mucho en realidad.

Por mucho le supera Rogue One estrenada un año después, que pese a ser un derivativo de la saga, transpira toda la mitología galáctica y dejo más satisfechos a los fans. Veremos cómo le va a "Los últimos Jedi" que se estrena esta semana.

EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? !Desde luego! Que no haya llenado del todo las expectativas no significa que no de un importante aporte a la mitología galáctica.

• ¿Necesito ver antes el resto de películas? . A estas alturas (estamos hablando de un séptimo episodio) se ha creado toda una trama compleja más allá de la tragedia griega del ascenso y caída de Darth Vader.

¿Es cierto que la historia es muy Disney? Depende. Es cierto que la heroína es una chica pobre huérfana. También es cierto que debe anteponerse ante la adversidad para lograr sus objetivos...  em.. bueno.. talvés sí es una historia clásica de Disney.

• ¿Hay cameos de otros personajes de Star Wars? Además de Luke, Han Solo, Chewbacca y la princesa Leia, aparecen algunos que no tienen mayor incidencia en la trama. Pareciera que fueran metidos con calzador.


 

¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: "Star Wars Episode VII: The Force Awakens"
Dirección: J.J. Abrams
Elenco: Daisy Ridley, John Boyega, Harrison Ford, Adam Driver
Año: 2015
Estudios: LucasFilm Ltd.
País de origen: Estados Unidos
Duración: 2h17m
Relación de aspecto: 2:35
Visionado: DVD Standard 2D