Breaking

"UNA NOCHE ESCALOFRIANTE" (1972) ¡Conejos gigantes! ¡El Dr. McCoy con bigote porno!

[RESEÑA] Un pueblito de Arizona sufre una infestación de conejos gigantes que van arrasando todo a su paso con su hambre insaciable


Cuando uno piensa en películas del subgénero "Cuando los animales atacan" uno se imagina ver criaturas feroces como tiburones, cocodrilos, avispas, serpientes, en fin. Pero lo que menos se viene a la mente es que la amenza provenga de inocentes conejos.

Sin embargo, allá por los setentas alguien pensó que era buena idea realizar una película sobre conejos con un hambre insaciable. Mejor aún si se trataba de animales gigantes y con gusto por la carne humana.

Es aún más interesante que un estudio grande como MGM se animará a finaciar el proyecto. Y no sólo eso, que figuras de primer orden como la refinada actriz Janet Leigh, recordada por la clásica "Los pájaros", de Alfred Hitchock aceptaran participar. 

Bueno, Leigh admitió en una ocasión que aceptó salir en "Una noche escalofriante" porque se iba rodar cerca de su casa, así que no tendría que separarse de sus hijos, a quienes estaba criando en ese momento.

El director William F. Claxton hechó mano de algunos habituales de sus películas vaqueras como Stuart Whitman, Rory Calhoun y DeForest Kelley (sí.. el mismísimo Dr. McCoy de "Star Trek") para los papeles estelares.

Como ven resulta en una película interesante para ver por las muchas aristas de la historia de su producción.


DE LA TRAMA
Cole Hillman (Calhoun) tiene un serio problema de infestación de conejos en su rancho. Teme que se acaben con el pastizal de su ganado y no quiere tomar medidas drásticas como otros hacendados que envenenan los ríos y bombardean de napalm los campos para acabar con la plaga.

Así que le pide ayuda a Elgin Clark (Kelley), un especie de funcionario de sanidad o algo así experto en plagas. Este le agradece a Hillman que piense en el medio ambiente y en el riesgo de envenenar los pastizales y el agua, así que lo pone en contacto con el doctor Bennet y su esposa (Whitman y Leigh), expertos en control de plagas.
   
La pareja de científicos esperan hallar la forma de esterilizar a la colonia de conejos con una sustancia experimental pero su hija se lleva a uno de los conejos de prueba.

Todos sabemos lo que pasa en las películas en las que se experimenta con animales. En este caso, la sustancia hace que los conejos crezcan de manera desmedida y todo se va al caño cuando el conejo de la hija de los Bennet escapa y contamina al resto de la colonia.

Los conejos no se vuelven agresivos, simplemente tienen un hambre desmedida y por eso empiezan a arrasar con todo lo que encuentran a su paso, incluyendo desde luego los seres humanos.

ASÍ LA VIMOS 
"Una noche escalofríante" o "La noche del conejo" como se le conoció en algunas regiones, es una de aquellas películas ingenuas que no hay que tomarse muy en serio.

Lo limitado de su presupuesto solo permitió filmar a decenas de adorables conejitos corriendo entre maquetas para simular su gigantismo.

En los casos en que atacaban a las personas usaron a un tipo disfrazado de peluche, que se nota a leguas en las escenas en cuestión.

Actores como Kelley, Whitman y Leigh hacen su mejor esfuerzo para no reírse con lo ridículo de sus lineas. No cabe duda que su amistad con el director era muy grande como para aparecer en esta película.

Como trivia, fue la última película en la que apareció DeForest Kelley en la que no encarnaba a su personaje de "Bones" McCoy.
   
EN RESUMEN
• ¿Es entretenida? Seguro que sí. Es una película hecha a la vieja escuela, de aquellas que solían pasar repetidamente los sábados por la tarde en las televisoras locales.

• ¿La puedo ver con la familia? Aparte de un par de escenas en la que aparecen cuerpos mutilados (la sangre se nota que es pintura) y que duran una fracción de segundo, no tiene el más mínimo gramo de suspenso.

• ¿Es educativa? Es probable. Inicia con un prólogo bastante extenso, casi minidocumental, en el que se habla del peligro de introducir especies no nativas en algunas regiones y el riesgo de que provoquen un desequilibrio en el ecosistema. 

Desde luego, sirve de base para entender la seriedad de una hipotética invasión de conejos gigantes... em.. bueno.

 


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.




Ficha técnica:


Nombre original: Night of the lepus

Dirección: William F. Claxton

Elenco: Stuart Whitman, DeForest Kelley, Janet Leigh

Año:1972
Estudios: Metro-Goldwyn-Mayer
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h28m
Relación de aspecto: 1:85
Visionado: DVD Standard 2D