22 DE AGOSTO - ESTRENO

"TIBURÓN" (1975) La madre de todos los blockbusters

[RESEÑA] Un policía, un biólogo y un pescador unen fuerzas para atrapar a un enorme tiburón blanco que amenaza a un paradisíaco pueblito costero.


Hasta antes de 1975, en Hollywood no existía el concepto de "temporada veraniega" ni el de blockbuster (película taquillera). Pero eso cambió el 20 de junio de ese año con el estreno de una pequeña producción titulada "Tiburón" (Jaws).

Ni su autor Peter Benchley ni su director Steven Spielberg se imaginaron el impacto que tendría el filme en taquilla, y mucho menos a nivel cultural y cinematográfico.

Los estudios Universal tampoco sabían que tenía entre manos, como suele suceder con las grandes corporaciones. Tan poca fe le tenían al producto que decidieron contratar a actores de segunda linea para protagonizarla.

Sobran artículos y reportajes sobre cómo es que este filme se convirtió en el primer fenómeno taquillero en la historia reciente del cine el superar los US$100 millones en taquilla y cómo su éxito obligó a los estudios a recalendarizar sus estrenos más ambiciosos en la época veraniega (al menos en Estados Unidos).

No hay quien no conozca su trama alrededor del planeta, aunque no la haya visto jamás. A eso es lo que llamamos dejar huella. Pero entremos en materia para averiguar por qué una peli sobre un tiburón asesino se ha convertido en objeto de culto y de estudio entre cineastas y cinéfilos.

DE LA TRAMA
Basada en la novela de Peter Benchley sobre un enorme tiburón blanco que aceha a una tranquila comunidad costera, nos presenta a memorables personajes.

Tenemos al dedicado jefe de policía de Amity Island, Martin Brody (Roy Scheider), veterano detective que harto de la violencia en Nueva York, decide asentarse en una pacífica población para criar a su familia.

El drástico cambio no le está sentando bien y se aburre como un champiñón pues los homicidios y balaceras neoyorquinas le han dejado su lugar a casos como el de los niños de nueve años que estudian karate y destruyeron una cerca a mano limpia... o el vecino necio que deja su auto mal estacionado frente a un almacén.

Todo eso cambia cuando encuentran los restos despedazados de una chica desaparecida cuando se metió a nadar de madrugada en compañía de su novio.

Cuando el jefe Brody amenaza con cerrar las playas, interviene el alcalde del lugar, Larry Vaughn (Murray Hamilton). Velando por los "intereses" económicos del pequeño poblado, este no autoriza el cierre, pues se avecina el fin de semana de independencia, el que más ingresos le reporta a Amity Island.
   
No es sino hasta que ocurren otros ataques que el alcalde decido tomar acciones. Brody contacta con Matt Hooper (Richard Dreyfuss) un experto en vida marina que está de acuerdo con cerrar las playas hasta atrapar el tiburón.

Ambos se unen a Quint (Robert Shaw), un viejo lobo de mar algo desquiciado, para salir a buscar al tiburón y darle caza de una vez por todas.

Pero si el suspenso por el ataque inminente del escualo no es suficiente, la tensa convivencia en alta mar de estos tres personajes hacen la delicia de los cinéfilos, para terminar con un final lleno de adrenalina y emoción.

ASÍ LA VIMOS 
La primera vez que vimos "Tiburón" fue cuando la transmitieron por la televisión local. ¡Qué crimen es ver esta película con cortes comerciales!

Verla años después en una estupenda copia en BluRay y remasterizada es redescubrir una obra maestra de suspenso con pedigrí del cine más poporopero y entretenido que Hollywood nos haya podido dar.

Spielberg logra con maestría hacernos sentir de cerca el peligro inminente al que se enfrentan nuestros héroes.

En parte debido a una increíble fotografía submarina y también por la extraordinaria banda sonora compuesta por John Williams. El leit motiv musical del tiburón se ha convertido en la tonada cinematográfica más reconocida por el gran público.

Realmente estamos viendo dos películas en una. La primera parte retrata los avatares de la burocracia, que por buscar el bien común, termina perjudicando a quien se supone debe proteger. Crítica solapada al capitalismo insaciable según algunos y a la soberbia humana que no admite competencia en la cadena alimenticia, según otros entendidos.

Para nosotros simplemente es una de las mejores películas del subgénero "cuando los animales atacan" que hemos visto en toda nuestra vida de cinéfilos delirantes.

La segunda parte se enfoca en la lucha "hombre versus naturaleza" y nos trae recuerdos de la novela Moby Dick. Quint, en su versión tosca del capitán Ahab, está tan empecinado con atrapar al tiburón, que no le importa poner en riesgo la vida del jefe Brody ni la de Hooper.

La explicación de su obsesión es quizás uno de los monólogos más memorables del cine. Imprescindible verlo en su idioma original para captar toda la intensidad que Shaw le imprime a la escena. Difìcil contener una lágrima.

Y precisamente Shaw es quien brilla en la película, opacado unicamente por Bruce, el tiburón mecánico que pareciera tener vida propia y que nos mete más de un susto, pese a haber visto la película varias veces ya.   
 
   

EN RESUMEN
• ¿Merece su título de clásico? Sin duda alguna. Si no fuera por "Tiburón", hoy en día no existieran muchas sagas de animales salvajes. Su historia se ha replanteado una y otra vez al punto que el subgénero de tiburones asesinos goza de buena salud. Si lo dudan vean la saga "Sharknado" que ya lleva cinco entregas.

• ¿Es una película de horror? No del todo. En los listados respetables como IMDB, la biblia del cine en internet, aparece listada en el género de horror. Acá también decidimos colocarla así, aunque si bien nos mete buenos sustos, es más una película de suspenso.

• ¿Cómo se puede ver mejor? Sin duda alguna en el cine. Pero a falta de una reposición en la pantalla grande, les recomendamos conseguir la versión remasterizada que salió hace unos años en BluRay. Los restauradores hicieron un estupendo trabajo recuperando los colores originales del filme y le dotaron de una increíble pista de audio de 7.1 canales. Consigan la tele más grande que encuentran y redescubran este clásico en toda su gloria.

• ¿Valen la pena sus secuelas? Em... es debatible. La segunda parte es entretenida aunque algo repetitiva. La tercera es una curiosidad en tercera dimensión bastante pasable. Sobre la cuarta parte... ¡Huyan de ella como si los estuviera persiguiendo un tiburón! 



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.




Ficha técnica:

Nombre original:Jaws

Dirección: Steven Spielberg

Elenco: Roy Schneider, Richard Dreyfuss, Robert Shaw

Año:1975
Estudios: Universal

País de origen: Estados Unidos

Duración: 2h04m

Relación de aspecto: 2:35

Visionado: BluRay HD 2D
"TIBURÓN" (1975) La madre de todos los blockbusters "TIBURÓN" (1975) La madre de todos los blockbusters Reviewed by Administrador on 7:20 a.m. Rating: 5

No hay comentarios.