Breaking

"SERPIENTES A BORDO" (2006) Apuesta de ebrios que se convirtió en película de culto

[RESEÑA] Cuando un avión está infestado de serpientes venenosas de todos los tamaños, solo Samuel L. Jackson es capaz de salvar el día


Hay cosas que pasan en Hollywood que parecieran salir de la trama de alguna película. Una de ellas es el origen y creación  de la cinta que hoy reseñamos.

Ocurre que "Serpientes a bordo" nació en una plática de ejecutivos ebrios en algún bar de Hollywood. Ellos apostaron para ver a quién se le ocurría el nombre más ridículo para una película.

El productor Craig Berenson quizás se ganó un cubetazo de cervezas por aportar este nombre. Después, a alguien le pareció buena idea y las cosas se movieron rápido para entrar en la preproducción.

La fortuna quiso que Samuel L. Jackson vio el guión y se enamoro... del título. Firmó sin ver siquiera de qué se trataba. Él mismo ha dicho en entrevistas posteriores que se dejó llevar por lo rídiculo e iverosímil del nombre.

Y el proyecto nació con buena estrella pues el filme fue el primero en demostrar el poder de las masas en internet. Debido a la presión de los internautas, New Line Cinema costeó cinco días de filmación extras para agregarle escenas más sangrientas de las que ya tenía.

Su estreno creó tal expectativa que hasta circularon parodias en la web antes de su debut en los cines. De una de esas parodias salió la ya famosa frase del personaje de Jackson: "Eso es todo. Ya tuve suficiente de estas jodidas serpientes en este jodido avión". Sí... en inglés suena más gracioso.

DE LA TRAMA
No esperen encontrar material merecedor de un Oscar. Tampoco un poco de originalidad. De hecho, el filme es, a su modo, un homenaje a las pelis de desastre de los setentas y de las criaturas amenazantes de los cincuentas, con un decidido sello ochentero.

La historia se inicia en Hawaii donde Sean Jones (Nathan Phillips) practica motocross. En medio del bosque presencia el asesinato de un juez local que investiga a un mafioso.

Sean sin quererlo se convierte en testigo del crimen y la pandilla del mafioso va tras él para eliminarlo. El agente Neville Flyn (Jackson) debe custodiarlo en su viaje a Los Ángeles, donde Sean deberá testificar.

La policía toma todas las precauciones necesarias para proteger a su testigo, pero el mafioso tiene una idea genial: En el aire acondicionado de la nave mezcla feromonas, las que sus compinches también rocían en las guirnaldas de flores que la aerolínea hawaiiana le regala a sus pasajeros.

Por si fuera poco, liberan cientos de serpientes venenosas de todas clases que se tornan sumamente agresivas al percibir las feromonas. La idea es que las serpientes ataque a Sean y listo... un lamentable "accidente" que será difícil relacionar con la mafia. 

Sobra decir que cuando las serpientes atacan, se crea un pánico entre los pasajeros. Con los pilotos fuera de combate y muchas millas de distancia al aeropuerto más cercano, solamente el agente Flyn será capaz de salvar el día.  

ASÍ LA VIMOS 
Ver este tipo de películas es como comerse una hamburguesa. Sabemos que no tiene nada de nutritivo pero hay que ver cómo nos la disfrutamos.

Pese a lo absurdo de su trama, es entretenido ver cómo van cayendo los pasajeros uno a uno con las muertes más rídiculas que uno pueda ver en la pantalla grande.

Desde serpientes que se entierran en los ojos de los pasajeros hasta mordeduras en las bubis de actrices de buen ver. Y claro, no puede faltar el tipo "cae mal" a quien se lo devora entero una pitón, en primeros planos para mayor delicia del espectador.

Es interesante encontrar caras conocidas que en ese momento eran novatos intentando hacerse un nombre en el cine, como la siempre guapa Elsa Pataki, actriz española que empezaba a abrirse paso en el cine hollywoodense.

La acción es trepidante pero los efectos especiales quizás fueron novedosos en su momento. El CGI se ve ahora como si hubiera sido hecho para las pelis de The Asylum.

El guión, como ya apuntamos, no es para nada original y está lleno de frases memorables y ridículas, la mayoría dichas por nuestro buen Samuel L. Jackson.   

 
   
EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? Puede levantarnos el ánimo una aburrida tarde de sábado. O la podemos ver en compañía de nuestros amigos con un par de cervezas. ¡Un trago cada vez que salga una serpiente mal animada por computadora!

• Pero... ¿Da miedo? Pues no... a no ser que le tengamos fobia a los reptiles... bueno... ni así.

• ¿La puedo ver con mi chica? Seguro... podría ser una buena opción para ponerla a prueba. Si le gusta la peli... entonces es la indicada



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.




Ficha técnica:

Nombre original: Snakes on a plane

Dirección: David R. Ellis

Elenco: Samuel L. Jackson, Julianna Marguiles, Nathan Phillips

Año: 2006
Estudios: New Line Cinema
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h45m
Relación de aspecto: 1:33
Visionado: DVD Standard 2D