22 DE AGOSTO - ESTRENO

"SHIN GODZILLA" (2016) El rey de los Kaiju ha vuelto... para bien

[RESEÑA] Una extraña y gigantesca criatura ha aparecido en Japón dejando destrucción y un rastro de radiación a su paso. ¿Podrán las autoridades detener al monstruo?

Godzilla ha sido uno de nuestros monstruos favoritos del cine. Desde que pasaban películas viejas como "King Kong contra Godzilla" en la televisión local los sábados por la tarde, hasta las maratones del canal Scifi a finales de los ochentas, en pleno boom de la TV por cable.

La saga nacida en 1954 de la mano de Ishiro Honda ha gozado de buena salud por más de medio siglo. 

Incluso existe un par de versiones estadounidenses: La de 1998 de Roland Emmerich, que da pena ajena, y otra relativamente más exitosa, de 2014, dirigida por Gareth Edwards.

Y es precisamente gracias al éxito de la versión de Edwards, que los estudios Toho se animaron a resucitar al reptil radioactivo tras 12 años de su última aparición en el cine japonés, "Godzilla Final Wars". 

Definitivamente los tiempos cambian y el reto ahora era impactar a las nuevas generaciones con algo más allá de un simple tipo enfundado en un traje de caucho destruyendo edificios a escala. Y lo lograron con creces.

DE LA TRAMA
La guardia costera investiga un barco abandonado en las costas de la bahía de Tokio. Este es atacado por algo desconocido, quizás una criatura marina.
 
Las autoridades no están seguras pero cuando una importante vía costera es destruida, empiezan a viralizarse por la web videos tomados por el público de una gigantesca criatura anfibia.

Se organiza una rueda de prensa para desacreditar los videos pero en plena conferencia, los noticieros empiezan a transmitir el surgimiento de una criatura mitad reptil, mitad pez con enormes branquias que empieza a abrirse paso por la ciudad, destruyendo autos y edificios mientras la gente huye despavorida.

La criatura está en una etapa larvaria y ante los ojos de todos empieza su transformación. La incompetencia del gobierno queda en evidencia pues ni un sólo burócrata sabe cómo reaccionar. El estado no ha contemplado un protocolo de emergencia para una catástrofe como esta.

Se conforma un equipo de expertos que abarca desde académicos y científicos  hasta otakus para teorizar y hacer frente a la amenaza. Ellos concluyen que se trata de una mutación de una criatura marina producto de una fisión nuclear ocurrida en el océano, que no fue debidamente atendida. De ahí el rastro radioactivo que deja el monstruo a su paso.

La milicia la ataca con todo su arsenal pero no logran destruirlo, más bien irritan a la bestia que contraataca con su aliento atómico y rayos de energía que salen de su espina dorsal, causando muchas bajas.

A regañadientes, el gobierno japonés acepta la ayuda de Estados Unidos para combatir a Godzilla, a cambio, eso sí, de muestras para estudiar a la criatura. Se plantean un ataque nuclear, a costa de destruir Tokio hasta los cimientos pero al final, el equipo idea una forma de coagular la sangre del monstruo en un intento desesperado por detenerlo. ¿Funcionará?

        
ASÍ LA VIMOS  
Con tan poca información sobre la película, la vimos sin saber qué esperar pero la sorpresa fue bastante agradable. "Shin Godzilla" capta la esencia clásica del monstruo y es algo totalmente nuevo a la vez.

Capta la esencia decimos porque recupera esa angustia y urgencia que ofrece la primera película de la saga en 1954, con todo y su manifiesto pacifista antinuclear.

Este nuevo Godzilla es una máquina imparable de destrucción al igual que el de su primera aparición cinematográfica. No tiene una razón específica para causar daño. Simplemente lo hace porque sí, como ocurre con las catástrofes naturales.

Los directores Hideaki Anno y Shinji Higuchi hicieron una gran labor. Ello son conocidos en Japón por su trabajo en las sagas de Evangelion y "Attack of the Titans" y se nota por ciertos aires de manga con la que dotan a la estética del filme.

También decimos que es novedosa pues por primera vez, Godzilla no es encarnado por un tipo en un traje de caucho. Al menos no del todo, pues es generado por computadora usando la teconología de captura del movimiento, lo que permitió imprimirle gestos al rostro del monstruo, para hacerlo más agresivo.

El guión es sólido y permite centrarnos en las reacciones humanas ante una catástrofe, más allá de las clásicas escenas de destrucción. El elenco hace un gran trabajo actoral para llevar a primer plano la inconformidad del público ante la ineptitud y lentitud de los burócratas para responder a las demandas ciudadanas.

Es quizás un guiño de reclamo por la forma en que se manejó en la vida real, el desastre nuclear de Fukushima en 2011. ¿Quién sabe? Ya ven, es posible empatar cine espectáculo con mensaje social. 

Parte de la emoción de la película viene precisamente de las largas reuniones entre académicos y políticos que se devanan los sesos buscando una forma de detener a Godzilla. La emoción que le imprimen a los diálogos hacen que uno se contagie de su paranoia. 

  
 
EN RESUMEN
¿Vale la pena verla? Nos hubiera encantado disfrutarla en la pantalla grande pero ya ven, por estas latitudes difícilmente exhiben este tipo de cine, a no ser que no venga de las tierras del tío Sam. La última película de Godzilla japonés que se estrenó por acá fue "Godzilla 2000", al inicio de la era Millenium de la saga, aunque con el horrendo nombre de "Godzilla contra el calamar extraterrestre"

Por cierto, el filme usa la palabra Shin en el título quizás por sus múltiples significados en japonés, entre ellos nuevo, dios y verdadero, lo que refleja con más exactitud el contenido de la cinta. No como el título que le dieron en español: "Godzilla resurge".

¿Hace mención a todo lo ocurrido en las anteriores películas de la saga? No. Toho hizo un reboot bastante drástico. O sea que ignora todas las películas anteriores, japonesas y gringas y nos muestra un nuevo universo en el que Godzilla aparece por primera vez en el planeta.

¿Salen monstruos como el Rey Ghidora o Mothra? Lamentablemente no, pero la verdad es que no se extrañan. El filme se centra en Godzilla aunque la puerta queda abierta para futuras producciones. Sin ánimo de dar spoilers, es de fijarse muy bien en la escena final de la película para descubrir... mejor véanla.

¿Dónde se puede ver? Es probable que esté en algunos sitios de internet, pero delirante que se respeta deberá verla ya sea en el cine o en su defecto en una televisión de alta definición (No entendemos ese sacrilegio de andar viendo pelis en un celular o en una computadora). Nosotros la conseguimos con nuestro bucanero de confianza. 

Eso sí, procuren hallar la versión en japonés con subtitulos en español porque eso de oír a un japonés hablar con la voz de Homero Simpson como que nos corta el suspenso.




¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.
"SHIN GODZILLA" (2016) El rey de los Kaiju ha vuelto... para bien "SHIN GODZILLA" (2016) El rey de los Kaiju ha vuelto... para bien Reviewed by Administrador on 1:52 p.m. Rating: 5

No hay comentarios.