Breaking

"LA VENTANA INDISCRETA" (1954) Es Alfred Hitchcock en su mejor forma

[RESEÑA] Un fotoperiodista que está en silla de ruedas por un accidente, sospecha que su vecino ha asesinado a su esposa y se ha deshecho del cadáver.

Esta es de las primeras películas que vi del director Alfred Hitchock junto con "Los pájaros", cuando era niño. Eran esos días cuando la televisión abierta tenía una programación de calidad.

Pasaron muchos años para que volviera a verla siendo ya adolescente durante el boom de la TV por cable en los ochentas. El reto de hacer este año una maratón de películas de miedo fue la excusa perfecta para revisitarla por tercera vez.

Aunque no es una película de miedo per se, aún nos provoca generosas dosis de adrenalina, gracias al suspenso que solo el genio Hitchcock sabía hilvanar en sus producciones.     

LA TRAMA 
Jefferie (James Stewart) es un fotógrafo de prensa que lleva ya seis semanas inmovilizado por una pierna enyesada. Acostumbrado a una vida de aventura tomando fotos hoy en Pakistán y mañana en Sudáfrica, se aburre en su diminuto apartamento.

Nuestro héroe empieza a espiar a sus vecinos y llega a conocer a un grupo de personas de lo más variados: Una chica bailarina que debe esquivar los avances amorosos de todo aquel con quien se cruza, una dama solitaria y deprimida, una pareja que trata a un perro como a su hijo, y a una pareja de recién casados, entre otros.

Pero quien le llama la atención es un hombre misterioso que vive casi enfrente de su ventana, vendedor ambulante de profesión y que atiende a su esposa postrada en cama.

Una noche, Jefferie escucha gritos y al ver por la ventana ve que su vecino sale varias veces de madrugada con una maleta de mano y sin importarle que llueve a cántaros.

Nota también que la ventana de la habitación de su vecino está cerrada y que ya no escucha a la esposa de este.

Jefferie cree que su vecino ha matado a su esposa y se lo cuenta a Lisa (la hermosa Grace Kelly), su novia y quien le tiene mucha paciencia esperanzada de formalizar su relación con él.

Poco a poco Jefferie se vuelve paranóico con la idea del crimen, al punto de involucrar a su chica y a un amigo detective, en su afán de demostrar su hipótesis.

¿Realmente hubo un asesinato? ¿Cómo poder demostrarlo ante las autoridades? Bueno, ese es precisamente el truco de la película.
          
ASÍ LA VIMOS
Ver una película de Alfred Hitchcock es apreciar una obra casi perfecta. Y la verdad es que por más que uno se esfuerze no le hallá un defecto a la película.
 
Desde las estupendas actuaciones de James Stewart, Grace Kelly, y principalmente de Raymond Burr como el supuesto asesino, hacen que uno ni sienta las dos horas que dura el filme.
 
Es increíble ver que todo el vecindario, con sus calles y cafetines, jardines y patios, fueron construidos desde cero en un estudio cerrado. El trabajo de iluminación es admirable pues con luz artificial le dan los matices de mañana, mediodía y crepúsculo al vecindario.
 
Todos los apartamentos están reproducidos al mínimo detalle, diseñados de tal manera que las pesadas cámaras de la época pudieran transitar libremente por todo el escenario. ¡Todo un logro técnico!
 
Hitchcock juega con nosotros y nuestra mente al irnos revelarnos pequeñas pistas que por momentos nos hacen dudar de si hubo un crimen realmente.
 
Es quizás de sus mejores realizaciones. Una muy buena opción para adentrarnos en la filmografía del no por nada catalogado "maestro del suspenso".  
 
 


 ¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué opinan?