Breaking

noviembre 29, 2018

"VIUDAS" (2018) Mucho más que una historia de atracos

[RESEÑA] Tres mujeres que quedan viudas deciden realizar el último gran golpe planificado por sus maridos para pagar una deuda.


De las sorpresas que todavía nos reservaba el 2018, llega a nuestras pantallas el nuevo filme del director Steve McQueen (no confundirlo con el actor fallecido en 1980).

Queen no había filmado nada desde que ganó el Oscar al mejor director por "Doce años de esclavitud" y no sería raro que recibiera una nominación más gracias a este pulcro ejercicio del cine de atracos que es mucho más que eso.

Inspirada en una novela británica que ya había sido adaptada a la televisión en formato de miniserie, "Viudas" es una estupenda película que viaja por espinosos temas como el racismo, la corrupción, el prejuicio, la desigualdad de género, la injusticia social, la podredumbre política y por si fuera poco, se las arregla para ser un enunciado de empoderamiento femenino sin caer en el panfletarismo.

Nunca imaginamos que el drama social y el género de acción pudieran mezclarse de forma tan exquisita, en el que el ingrediente principal es la impecable actuación de un elenco plagado de estrellas que es exigido al máximo para ofrecer un deleite histriónico de más de dos horas.

DE LA TRAMA
Chicago. Época actual. En un mundo en el que se creería que la sociedad ha evolucionado, conocemos a varias mujeres que deben lidiar con problemas a los que se enfrentan las féminas en cualquier país.

Verónica (Viola Davis) sufre el estigma de vivir un matrimonio interracial. Linda (Michelle Rodríguez) es una madre latina que trabaja duro para sacar adelante a sus hijos. Alice, rubia y hermosa, sufre violencia doméstica y baja autoestima.

A simple vista no tienen nada en común pero sus maridos conforman una banda de atracadores a los que la suerte les dejó de sonreír en su último golpe y terminan acribillados por la policía.

De repente, estas mujeres tan dependientes de sus parejas, se estrellan contra la realidad de valerse por sí mismas. Pero esto es apenas el inicio. 

La banda de atracadores, que era liderada por Harry (Liam Neeson), el esposo de Verónica, robó varios millones al hampón local Jamal Manning (Brian Tyler Henry), quien ha decidido lanzarse a la política y se ha postulado a un puesto público desafiando a Jack Mulligan (Collin Farrell), político de cuarta generación que quiere mantener el legado de su familia blanca en el control de la ciudad.

Jamal amenaza a Verónica para que le devuelva el dinero robado. Empujada a pelear por su vida, ella decide reclutar a las viudas restantes y realizar el último gran atraco que había planificado su marido.

ASÍ LA VIMOS

La trama en apariencia sencilla y cliché, nos ofrece mucho más de lo que podríamos esperar.

McQueen empleó su talento a fondo para presentarnos una variada mezcla de subtramas que en conjunto forman una interesante radiografía social del Estados Unidos contemporáneo.

Y no es una radiografía fácil de digerir. Por un lado nos muestra la vulnerabilidad de estas damas, quienes deben sobreponerse a todo y demostrar que tienen valía por sí mismas. La parte más difícil es dejar de lado sus miedos e inseguridades para convencerse a sí mismas que son capaces de ir a contracorriente y ser dueñas de su propio destino.

Por otro lado, nos muestra los entresijos de una elección política con todas sus interioridades en donde priman los prejuicios, las ansias de poder, el desprecio por el electorado y el afán desmesurado por una clase política desesperada por mantener el status quo.

También, nos ofrece guiños poderosos a otras desigualdades sociales que se van entretejiendo a lo largo de dos horas. Quizás ese esa el único reproche que podríamos hacerle a la película, pues el abanico de tópicos no impide que el filme avance a un ritmo adecuado y por momentos, pareciera que no estamos llegando a ningún lado.

Lo que sí es un deleite son los múltiples duelos actorales entre el elenco. Poderosas son las escenas en las que Colin Farrell y Rober Duvall nos muestran las rivalidades entre padre e hijo.

O la de Viola Davis intentando demostrar que es una mujer que puede hacerse cargo de sí misma y asumir el liderazgo que solamente había visto en su marido.

¿Amaron a Daniel KAluuya en "Huyen"? Acá lo van a odiar como el sicópata hermano de Jamal. Liam Neeson nos ofrece su acostumbrado papel de tipo duro pero con una vuelta de tuerca que nos dejará con la boca abierta.

Los planos secuencia son preciosistas y la música se convierte en un actor más transmitiendo sentimientos y provocando emociones, según sea el caso.

Y mucho ojo pues las imágenes y los decorados dicen mucho y aportan a la historia, sobre todo cuando los diálogos sobran.

EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? Sin duda alguna. No nos extrañaría que "Viudas" se convierta en una de las protagonistas en la temporada de premios que se avecinan.

• ¿Es acción o drama social? Ambas cosas. Lo que pudo ser una peli de atracos más, se convierte en un poderoso filme de denuncia y reflexión.

• ¿Es mejor que "Las estafadoras" (Ocean's eight)? En una palabra... sí. Y por mucho. McQueen hizo un estupendo trabajo. "Viudas" es de las películas más destacadas de 2018.



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Widows
Dirección: Steve McQueen
Reparto: Viola Davis, Michelle Rodríguez, Elizabeth Debicki, Liam Neeson, Collin Farrell
Año: 2018
Estudios: 20th Century Fox/Regency Enterprises/See-Saw Films
País de origen: Estados Unidos/Reino Unido
Duración: 2h09m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: Proyección digital 4K 2D Macro XD
noviembre 29, 2018

"CADÁVER" (2018) ¡Bienvenidos al turno de noche!

[RESEÑA] Una ex agente de policía que está en rehabilitación, empieza a trabajar en una morgue donde experimentará sucesos paranormales.


¿Alguna vez han imaginado quedarse encerrados por una noche en la morgue? Es sin duda de los pocos lugares que no nos gustaría visitar. Y precisamente una morgue es el escenario principal de "Cadáver" (The possession of Hanah Grace), la incursión en el horror del cineasta holandés Diederik Van Rooijen.

La película se completó a principios del año pasado y estuvo guardada por año y medio hasta que por fin halló su camino a los cines este año. Filmada con una modesta cámara Sony de esas que uno usa para tomar fotos familiares, el filme tiene un interesante atmósfera que inquieta al espectador.

No descubre el agua azucarada pues hace un uso reiterativo de escenarios y situaciones de uso corriente en el género, pero con una narrativa bastante efectiva que nos mantiene interesados por casi hora y media.

No logra llegar a la altura de otros filmes similares como "La autopsia de Jane Doe" (2016), que está mejor lograda, pero "Cadáver" tiene momentos de mucha tensión que la hacen muy disfrutable, mejor si uno va acompañado a verla.

DE LA TRAMA
Megan (Shay Mitchell) es una ex policía que está pasando por un proceso de rehabilitación de alcohol y ansiolíticos, derivado de un incidente en el que su compañero de patrullaje muere baleado en un enfrentamiento con un vago.

El trauma fue tal que debió renunciar al departamento de policía. Encuentra trabajo como recepcionista de cadáveres en una morgue hospitalaria en el turno nocturno.

Megan acepta pues esto le servirá para no caer en la tentación de sus adicciones, aunque es un trabajo solitario en un lugar bastante lúgubre.

Apenas en su segunda noche, ingresa el cadáver de una joven, aparentemente asesinada en un callejón. Megan hace todo el papeleo y descubre que se trata del cuerpo de Hannah Mitchell, una chica que murió durante un ritual de exorcismo meses atrás.

Mientras empieza a indagar sobre el caso con los recursos que tiene a la mano en la morgue, empiezan a ocurrir sucesos paranormales y Megan empieza a sospechar que quizás el cadáver de la chica no está "tan muerto" como ella cree.

El asunto va escalando y nuestra heroína empieza a vivir una pesadilla en la que no está segura de qué es real y qué es producto de sus traumas sicológicos.

ASÍ LA VIMOS

Como ya apuntamos anteriormente, se trata de un película que si bien no arriesga en terreno novedoso, conjuga elementos familiares del género para un relato bastante entretenido.

El guión tiene algunos agujeros y por momentos pareciera que se estira demasiado la trama. Quizás pudo funcionar mejor como un corto o mediometraje. De hecho, el filme dura 1 hora y 25 minutos.

El elenco en su mayoría es desconocido y es la guapa Shay Mitchell, que algunos reconocerán por su participación en la serie "Pretty Little Liars", quien lleva todo el peso de la película sobre sus hombros.

El resto de actores y actrices hacen un trabajo aceptable aunque no se les puede pedir mucho de todas maneras.

En donde el filme tiene sobresaliente es en la construcción de la atmósfera y la tensión a medida que va avanzando la trama. Si de por sí una morgue es tétrica, la que se nos presenta ofrece además un ambiente bastante frío y "falto de vida" si se nos permite el calificativo 😆.

Pero seamos honestos, uno ve este tipo de películas para pasar un rato divertido y ¿por qué no? asustado. Así que no hay que tomársela muy en serio. Sin ser demasiado gráfica, las muertes son bastante perturbadoras.

EN RESUMEN
• ¿Vale la pena verla? ¡Por supuesto! y háganse un favor, busquen un cine con una pantalla grande y un sonido envolvente. Mejorará su experiencia y los sumergirá en los predicamentos de nuestra heroína.

• ¿Tendrá secuela? No lo sabemos, pero si tiene suficiente éxito en taquilla, no descarten que los estudios se las ingenien para diseñar una continuación a la historia.

• ¿Da mucho miedo? Depende qué tanto somos suceptibles a este tipo de películas. Aunque en términos generales "Cadáver" funciona mejor como una película de suspenso sobrenatura, si cuenta con algunas secuencias intensas que nos harán pegar más de un brinco de nuestros asientos.




¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: The possession of Hannah Grace
Dirección: Diederik Van Rooijen
Reparto: Shay Mitchell, Grey Damon, Kirby Johnson, Nick Thune
Año: 2018
Estudios: Sony/Screen Gems
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h25m
Relación de aspecto: 2:35
Visionado: Proyección digital 4K 2D Macro XD






















noviembre 22, 2018

"ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS CRÍMENES DE GRINDEWALD" (2018) Esto se puso oscuro... y eso es bueno

[RESEÑA] Newt Scamander es enviado por Dumbledore a buscar al obscurus que sigue escondiéndose del malvado Grindewald.



Cuando terminó la saga de Harry Potter, los estudios Warner no estaban dispuestos a abandonar una de sus franquicias más rentables. Así que le apostaron a una nueva saga que sirve de precuela y en la que el personaje central es Newt Scamander, el autor del libro "Animales fantásticos y donde encontrarlos", que Harry consulta durante sus estudios en Hogwarth.

El primer filme de esta nueva saga se estrenó en 2016 y fue bien recibida por la crítica y el público, pues si bien no llegaba a la altura de la saga del joven mago, contenía suficientes elementos mágicos para ser una digna precuela.

Sin embargo, el director David Yates dotó al filme de mucho color y luz contando una historia bastante infantil si se quiere, que no dejó del todo satisfecho a algunos pottermaníacos.

Para esta segunda entrega, Yates nos ofrece un relato mucho mejor elaborado en la que los elementos de cuento de hadas se dejan de lado para contar una historia mucho más siniestra.

En lo personal, un movimiento muy acertado pues le da madurez a una historia que lo pedía a gritos desde la primera entrega. Es comprensible que esto no le haya gustado a muchos fans que esperaban más de lo mismo.

Hay que hacer énfasis que si bien Harry Potter y Animales Fantásticos son dos sagas ambientadas en el mismo universo, son totalmente diferentes y no deja de sorprender cómo la autora, J.K. Rowling es capaz de contarnos historias bien elaboradas, entrelazadas pero al mismo tiempo con personalidad propia.

DE LA TRAMA

Después de los sucesos de la primera entrega, sabemos que Grindewald es un mago renegado con una particular visión del mundo y que pretende, según él, darle su lugar a los magos al precio que sea.

Pero para lograrlo tiene que localizar al obscurus que de alguna manera logró sobrevivir tras su infortunado encuentro en los túneles neoyorquinos del metro.

Newt tiene una prohibición expresa del ministerio de magia británico para salir del país pero eso no le impide a Dumbledore, sí... el mago director de Hogwarts (interpretado por Jude Law), a pedirle a Newt que lo localice en París.

El obscurus sigue habitando el cuerpo de Credence, quien se oculta en un circo mágico. Ahí entabla una relación con Nagini, una joven que tiene el don/maldición de convertirse en serpiente.

Pero Newt no es el único que lo busca. Tras de él está Tina, la agente estadounidense que vigila a los magos en América y un misterioso hombre que asegura conocer la verdadera identidad de Credence.

Grindewald también lo busca pero mientras tanto su discurso de "un mundo para los magos" va ganando adeptos, incluso entre algunos de nuestros héroes.

¿Podrá Newt hallar al obscurus antes que todos? ¿Convencerá Grindewald a nuestros amigos de unirse a su causa?

ASÍ LA VIMOS
"Animales fantásticos: Los crímenes de Grindewald" es uno de esos raros casos en el que las segundas partes son mejor que la película original.

Mejor aunque no perfecta pues si bien la historia está mucho mejor contada, tiene un inicio bastante lento que se decanta por seguir explorando los orígenes de algunos de los protagonistas mientras avanza a paso de tortuga. 

Del segundo acto en adelante, todo mejora y poco a poco nos va envolviendo en su trama cada vez más compleja, que nos hace remitirnos a las últimas entregas de la saga de Harry Potter, sin duda, las mejores de esa saga. 

La trama cuenta con una revelación final que nos deja con la boca abierta, lo cual se agradece, pero los fans de hueso colorado levantarán una ceja pues ciertos detalles vienen a contradecir lo contado en filmes anteriores.

Conociendo a J.K. Rowling, no dudamos que estas "inconsistencias" serán corregidas en futuras entregas.

En el departamento actoral, quien se lleva las palmas es el buen Johnny Depp, quien le da una personalidad bastante inquietante y al mismo tiempo carismática al personaje de Grindewald.

Eddie Redmayne nos permite ver un poco más de las motivaciones y sentimientos de Scamander, mientras que Alison Sudol nos regala una versión mucho más oscura de la dulce Queenie.

La música es memorable y los efectos especiales impecables. Dos horas y 14 minutos que empiezan lento pero que van mejorando a medida que avanza la película.



CURIOSIDADES
• Pese a que Grindewald se roba la película, la autora indicó que Newt seguirá siendo el personaje principal en futuras entregas.

• Johnny Depp firmó para aparecer en la saga incluso antes de leer el guión, pues se declara fanático del universo Potter.

• Los fans de Harry Potter hallarán muchas referencias a eventos futuros en la película, sobre todo versiones jóvenes de varios personajes, además de Dumbledore.

• Pese a las críticas mixtas y a la baja recaudación en Estados Unidos, a nivel global ha recaudado más de US$800 millones en dos semanas.


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Fantastics beasts: The crimes of Grindelwald
Dirección: David Yates
Reparto: Eddie Redmayne, Johnny Depp, Katherine Waterstone, Dan Floger, Alison Sudol
Estudios: Warner Bros. Pictures
País de origen: Estados Unidos/Reino Unido
Duración: 2h14m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: Proyección digital 4K 2D