Breaking

julio 31, 2018

"EL DIABLO Y EL PADRE AMORTH" (2018) El mal no es como lo pintan

[RESEÑA] William Friedkin, el director de "El Exorcista" nos presenta el primer exorcismo real capturado en película. ¿Es como lo imaginamos?



Cuando se presentó este documental en el Festival de Cine de Venecia el año pasado, su director William Friedkin ofreció una interesante entrevista en la que detalló algunas de sus experiencias durante la producción.

Friedkin es un oscarizado cineasta que tiene en su haber impresionantes títulos como "Contacto en Francia" o "El exorcista", quizás la película más conocida de su filmografía.

Considerada como la película de horror más influyente de la historia del cine, es curioso averiguar que fue realizada por un ateo confeso. Así que después de su filmación, Friedkin cuenta que uno de sus proyectos sería lograr la filmación de un exorcismo real.

Al parecer esto lo logró poco más de 40 años después, cuando se hizo amigo del padre Gabriele Amoth, un sacerdote italiano experto en exorcismos, quien intercedió para que el Vaticano pudiera dar su autorización para la filmación.

Eso sí, la condición que puso el padre Amoth es que no debía haber nadie más que el mismo Friedkin en el recinto, quien filmó el ritual armado únicamente con una pequeña cámara fotográfica.

Es por ello que el cineasta hace la advertencia de que lo vemos y escuchamos es metraje real, grabado con sonido directo, para mayor autenticidad. 

Como él mismo dice al principio del documental, no sabía a qué se iba a enfrentar y reconoce que el exorcismo presentado en su película setentera es una visión muy exagerada de lo que ocurre en realidad.

¿DE QUÉ VA?

Estamos ante un proyecto personal del director. Como él mismo nos dice, después de filmar "El exorcista", se quedó con la duda de si realmente habían logrado presentar un exorcismo de la manera más auténtica.

Friedkin hace un repaso anecdótico por la producción de la película, monstrando cómo lucen las locaciones en la actualidad.

Incluye fragmentos de entrevistas viejas con el novelista William Peter Blatty, autor del guión, en las que cuenta cómo se inspiró para escribir su historia.

Todo esto nos sirve de contexto y ambientación para crear la atmósfera adecuada para el resto del documental. 

Friedkin también cuenta un poco sobre el historial del padre Amorth, sacerdote muy querido en Italia y al parecer, un veterano exorcista. Este le hace la invitación para presenciar el ritual de liberación demoníaca que hará con Cristina, una mujer que asegura estar poseída.

Friedkin accede gustoso y graba el que sería noveno exorcismo de la mujer, pues al parecer, el sacerdote no ha podido expulsarle al demonio. Previo a esto, el cineasta entrevista a la mujer y al sacerdote.

Finalmente, vemos el exorcismo, realizado en una parroquia italiana, al que acude también la familia de Cristina. Friedkin admite que no sabía con qué se iba a encontrar y aunque las imágenes no son tan impresionantes como ver una película de horror, sí que son perturbadoras.

Con el metraje obtenido, el cineasta se dedica después a visitar a neurólogos y psiquiátras, tratando de obtener una respuesta racional a lo que vio. 

Quizás esta sea la parte más interesante del documental, pues mientras unos médicos se apresuran a descalificar el ritual y catalogar el episodio como una "enfermedad espiritual", otros se muestran desconcertados y admiten no estar seguros de lo que ven en la grabación.

Incluso hay una charla con un arzobispo de la ciudad de Los Ángeles que admite tener miedo de realizar un exorcismo como  los que hace el padre Amorth.

ASÍ LA VIMOS 

Tenemos que admitir que esperábamos más de este documental. Si bien el tema es interesante, su corta duración (apenas 1 hora y 8 minutos) no alcanzan para profundizar en el tema.

La estrella es sin duda el padre Amorth, quien falleció poco después de grabado el audiovisual. Un hombre carismático, que proyecta la firme convicción que tiene en sus creencias y en lo que hace.

La fotografía e iluminación es terrible pues como bien aclara Friedkin, sólo se le permitió hacer la grabación con una cámara sencilla, sin micrófonos y luces. Sin embargo, el sonido ambiente le da bastante realismo y naturalidad a las tomas.

El exorcismo en sí, es interesante, por decir algo. Definitivamente no es como uno lo imagina o lo ha visto en las películas. Uno se queda como los médicos que analizan el metraje: no sabe si se trata de un caso de histeria colectiva, autosugestión o realmente algo sobrenatural le ocurre a la joven.

El cineasta se hace cuestionamientos muy válidos, como por ejemplo: ¿Una persona no creyente puede ser poseída? Y se lo cuestiona tanto a sacerdotes como a médicos, pero lamentablemente no obtenemos una respuesta clara.

Por si fuera poco, todo lo que se logra construir en los primeros minutos se va al caño cuando Friedkin cuenta que posterior al exorcismo tuvo un encuentro con Cristina en una parroquia, pero lamentablemente no llevaba su cámara, así que tenemos que confiar en su palabra cuando nos cuenta un giro inesperado y sobrenatural que experimentó en dicho encuentro.

EN RESUMEN
• Nos queda la sensación de que a Friedkin, pese a ser premiado con un Oscar, no se le da bien eso de realizar documentales.

• Quizás hubo una pobre planificación o falló la producción a la hora de realizar la película. Este tiene una sensación de urgencia por presentar su contenido porque lo hace de manera desordenada. Tira muchas preguntas al aire y a pocas les busca respuesta.

• Es posible también que la visión atea del director, influyera en el resultado final. Aunque como él mismo admite, terminó convencido de la existencia del mal.

• Tristemente, el padre Amorth no tuvo oportunidad de ver finalizado el proyecto, pues murió de neumonía poco después de la finalización del rodaje.

• ¿Dónde se puede ver? Está disponible en la plataforma Netflix.



¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: The devil and father Amorth
Dirección: William Friedkin
Reparto: Gabriele Amorth, William Friedkin
Año: 2018
Estudios: The Orchad/D Entertainment
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h8m
Relación de aspecto: 1:78
Visionado: Netflix












julio 29, 2018

"VACACIONES DEL TERROR" (1988)

[PELÍCULA EN LINEA] Una familia es aterrorizada por el espíritu de una bruja alojado en una muñeca que busca venganza de sus asesinos.


¡Estamos ante un clásico del cine mexicano! Con poco presupuesto y actuaciones psicotrónicas, esta es la obra maestra del cineasta René Cardona III.

Con inolvidables actuaciones de Pedro Fernández... sí, el mismo de joyas cinematográficas como "La niña de la mochila azul" y "Mamá, soy Paquito", Nuria Bages (recordada por su trascendental papel de Silvina en "El Doctor Cándido Pérez") y Gabriela Hassel...  em.. quien no sabemos donde más sale.

Bueno, ya en serio. "Vacaciones del terror" es una película mexicana de terror que en la actualidad es considerada de culto.

Cuenta la historia de una familia que hereda una casa en el campo y deciden viajar un fin de semana para conocerla. La niña más pequeña encuentra una muñeca que poco a poco la va poseyendo.

La muñeca aloja el espíritu de una bruja que murió quemada en la hoguera años atrás, y que ahora busca venganza.

En su camino sólo se interpone Julio (Pedro Fernández), el atolondrado novio de la sobrina del dueño de la casa, quien hará lo imposible por salvar a la familia.

A raíz del anuncio de un remake de la película, se ha renovado el interés por ver la original. Esta vez se las traemos íntegra para que la vean de nuevo o la descubran por primera vez ¡Que se la disfruten!



¿Quieren ver más películas? Entren a nuestra videoteca.

julio 23, 2018

"MISIÓN IMPOSIBLE: NACIÓN SECRETA" (2015) El listón está cada vez más alto

[RESEÑA] Ethan Hunt se enfrenta a El Sindicato, una poderosa organización criminal compuesta por exagentes internacionales que se han cambiado de bando.



Pocas veces en esta época de reboots y remakes no topamos con una película que no sólo iguala sino que supera a sus antecesoras. Es el caso de la franquicia "Misión Imposible", que desde 1996 viene colocando a su estrella, Tom Cruise, como un imprescindible del cine de acción y espionaje.

Y en esta quinta entrega, la saga alcanza un nivel de madurez inmejorable, gracias a la incorporación de Christopher McQuarrie, veterano guionista y prometedor director que ha hecho una buena mancuerna con Cruise.

Lo interesante es que cada película tiene personalidad propia, algo que se ha logrado con la incorporación de directores diferentes cada vez, quienes le aportan sus matices propios, enriqueciendo la mitología de la saga.

Y McQuarrie logra un resultado estupendo: Recupera lo inteligente de la historia presentada por Brian De Palma en la peli original y lo combina con la dosis exactas de secuencias de acción y espectaculares acrobacias.

Acá es donde se puede apreciar el ya célebre stunt en el que Cruise viaja literalmente colgando de la portezuela de un avión de carga. ¡Tienen que verla en Imax o en una televisión HD para sentir vértigo!

DE LA TRAMA 
La peli inicia con una velocidad vertiginosa. Hunt (Cruise) está por atrapar a unos separatistas chechenos que llevan armas químicas en un avión para planificar un atentado.

En una espectacular secuencia, logra recuperar el cargamento y todo apunta a que quien está detrás de todo es una misteriosa organización llamada El Sindicato.

Esta asociación delictiva es considerada un mito o una leyenda urbana por las agencias internacionales de espionaje, entre ellas la CÍA.

Debido a que los métodos empleados por Hunt y sus compañeros de la IMF (Impossible Mission Force) no son ortodoxos, la CÍA propone desmantelarla y los agentes son declarados en rebeldía.

Pero Hunt no se da por vencido y empieza a darle caza a El Sindicato y desaparece del radar de las agencias del gobierno cuando finalmente la IMF es desmantelada.

Sin embargo, logra reunir a antiguos colaboradores para apoyarlo en la captura del cerebro detrás de la organización criminal. Se desarrolla entonces un trepidante juego del gato y el ratón que se extiende desde la famosa casa de ópera de Viena, Austria, hasta Marruecos y Londres.

En esta ocasión recibe apoyo de la doble agente británica Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), quien se ha logrado infiltrar en El Sindicato pero cuyas intenciones no son del todo claras para Hunt.

ASÍ LA VIMOS 

Estarán de acuerdo con nosotros que esta ha sido una de las mejores entradas de la saga.

La franquicia no da señales de cansancio y con esta historia, muy al nivel de las pelis de James Bond, satisfacen al espectador.

Cruise sigue demostrando que nació para ser Ethan Hunt, pese a que ya lleva cincuenta y tantos años encima. Sus acrobacias cada vez son más espectaculares y se asegura de que uno se de cuenta de que es él y no un doble, quien las realiza.

Además de la acción, el guión tiene estupendos elementos de suspenso, como las escenas grabadas en la ópera de Viena, que nos trae reminiscencias de la obra de Alfred Hitchcock.

Rebecca Ferguson es quizás una de las mejores "chicas Hunt" de la saga, pues además de hermosa ofrece una actuación más que convincente. No olvidemos tampoco que su personaje, el de la agente británica tuvo una dura exigencia física.

Los roles secundarios también son sólidos. Jeremy Renner, Simon Pegg y Ving Rhames repiten y cumplen con solvencia, apoyando a Cruise en el desarrollo de la historia. 

Aunque el guión nos ofrece lo usual en una película de espionaje: traición, intereses ocultos, lealtad, exóticas locaciones y villanos memorables, es quizás la creativa mezcla la que hace que la película sobresalga del promedio, regalando al espectador dos horas de puro escapismo sin culpa.


EN RESUMEN
• Esta quinta entrega es quizás la más balanceada de la saga, combinando lo que hizo funcionar a las anteriores en una trama sólida y bien hilvanada, que no sacrifica la espectacularidad.

• ¿Necesito ver las anteriores? No. Poco a poco, la franquicia ha ido madurando y nos atrevemos a afirmar que quizás es la mejor saga de espionaje después de la del 007. Cada película funciona muy bien como historia individual pero hemos de advertirles que una vez ya vieron alguna, irremediablemente querrán ver las demás.


Precede a:                                                                          Antecede a:
Misión Imposible: Protocolo Fantasma                               Misión Imposible: Repercusión


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Mission Impossible: Rogue Nation
Reparto: Tom Cruise, Jeremy Renner, Rebecca Ferguson, Simon Pegg, Alec Baldwin
Año: 2015
Estudios: Paramount Pictures/SkyDance Media/Bad Robot/China Movie Channel/AlibBaba
País de origen: Estados Unidos/China
Duración: 2h11m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: BluRay HD 2D











julio 18, 2018

"EL GRAN HURACÁN CATEGORÍA 5" (2018) Fallido intento de acción y desastre

[RESEÑA] Aprovechando la llegada de un fenómeno ciclónico, un grupo de ladrones decide robar el dinero de una bóveda del Departamento del Tesoro.


En Cine Delirante tenemos cierta debilidad por el cine de desastre. Pero el género ha estado de capa caída desde hace muchos años y las pocas películas que salen año con año casi siempre se terminan estrellando en la taquilla. 

La fiebre noventera por los desastres naturales fue efímera y ahora solamente se ven pésimas películas de bajo presupuesto hechas en su mayoría para la televisión por cable.

Producciones de gran presupuesto como "Geo Tormenta" el año pasado, tuvieron un resultado decepcionante no sólo económico sino también entre la crítica. La película que hoy nos ocupa, ha corrido la misma suerte.

Y nos extraña pues su director es Rob Cohen, todo un veterano en películas de acción. En su haber tiene éxitos como la entrega original de "Rápido y Furioso", "Luz de día", con Sylvester Stallone, o "La momia 3: La Tumba del Emperador Dragón".... er... bueno, esta última quizás no sea buen ejemplo.

El pobre Cohen ha tenido tropiezo tras tropiezo en los últimos años y "El Gran Huracán Categoría 5" (The Hurricane Heist) ciertamente no le ayudará a levantar su carrera. Quizás sea el elenco mal seleccionado, el guión a medio cocinar o los efectos especiales dignos de la saga "Sharknado".

DE LA TRAMA 
Will y Breeze son dos hermanos que ven morir a su padre cuando eran niños, durante el paso del huracán Andrew en 1992. Ya de adultos, uno de ellos se dedica a estudiar este fenómeno climático (¿les suena familiar la introducción?).

El otro, tiene un modesto taller en las afueras de su pueblo natal. Ambos están distanciados desde la muerte de su papá.

Pero un huracán categoría 5 claro está, avanza por el golfo e impactará de lleno en el pueblo. Will, el meteorólogo, quiere advertir a Breeze de evacuar.

Casey es una agente federal que tiene a su cargo la custodia de millones de dólares en billetes deteriorados que deben ser triturados en una bóveda del departamento del Tesoro. 

El huracán no le ha permitido al convoy federal llegar a tiempo a la bóveda y cuando por fin lo hace, se topan con que la trituradora no funciona, al igual que la planta eléctrica de emergencia.

Casey va en busca de Breeze, quien le da mantenimiento a la planta, pero no sin antes cambiar el código de acceso a la bóveda. En su ausencia, llega un comando armado que ha infiltrado a algunos de sus miembros en la instalación federal, con el objetivo de llevarse el dinero antes de que sea triturado.

Ahí empieza el juego del gato y el ratón cuando los chicos malos van detrás de Casey con la idea de que les revele el código de acceso. En el proceso, Breeze es capturado y Casey recibirá la ayuda de Will para rescatarlo e impedir el robo. Todo mientras la tormenta va adquiriendo proporciones descomunales.

ASÍ LA VIMOS 

La idea de combinar las películas de desastres con las de grandes robos suena muy bien, al menos en papel.

Pero el producto final es un bodrio que ni entretiene ni sorprende con sus efectos especiales.

Sus protagonistas, en su mayoría pocos conocidos, carecen del carisma suficiente para que uno de espectador conecte con ellos.

El villano Perkins es una especie de Kevin Spacey wannabe sobreactuado que nos hace dudar de su inteligencia para planear el robo, debido a las absurdas decisiones que toma en su esfuerzo por atrapar a la chica.

Pero quizás el mayor problema de la película es el guión. Tiene diálogos tan insufribles como cuando la chica le dice a Billy que se quedó sin balas mientras repele el ataque de los malosos. "-¿Cómo pasó eso?"... "-Bueno, las disparé" contesta ella...

Si bien la intensidad del huracán ha sido desproporcionadamente exagerada para propósitos cinematográficos, es difícil de creer que pueda disolverse en cuestión de segundos al final de la película y dejar el entorno totalmente seco y con un atardecer digno de un día de verano. Quienes vivimos en áreas afectadas por esos fenómenos sabemos que no es así.

EN RESUMEN
• Esta no es más que una peli B con aires de grandeza, y aunque eso no es necesariamente malo, en esta ocasión no funciona del todo.

• La poco más de hora y media de duración se siente como tres horas por lo accidentado del ritmo y por la cantidad innecesaria de escenas del huracán acercándose a la costa, que no permiten que la trama avance con fluidez.

Afortunadamente, la película acepta sus deficiencias y uno no debe de tomarse en serio lo ridículo de algunas secuencias. Hemos visto peores.. ¿se recuerdan del largo de la pista de aviación en "Rápido y Furioso 6"?.

"El Gran Huracán Categoría 5" no pretende tampoco ser un parteaguas en el subgénero de desastres pero al menos cumple con su intención de ser cine espectáculo y palomitero. Si no tienen mejor cosas qué hacer, bien pueden darle una oportunidad. Pero apresúrense porque difícilmente tendrá una larga estadía en cartelera.


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: The Hurricane Heist
Reparto: Toby Kebbell, Maggie Grace, Ryan Kwanten, Ralph Ineson
Año: 2018
Estudios: Lionsgate/Entertainment Studios Motion Pictures
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h43m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: DVD Standard 2D










julio 17, 2018

"HOTEL TRANSILVANIA 3: MONSTRUOS DE VACACIONES" (2018) Entretenida pero nada más

[RESEÑA] Agotado por sus obligaciones en el hotel que administra, Drácula se va de crucero con su familia, donde quizás encontrará el amor.



Ha de ser difícil desarrollar películas para niños. Sobre todo aquellas que dejen de lado la edulcorada fórmula Disney para atreverse a innovar no sólo en el departamento argumental sino también en la animación.

Ahí tenemos el ejemplo de sagas como "Shrek" o "Mi villano favorito" que igual resultan atractivas no sólo para los niños sino también a los adultos, sean padres o no. 

"Hotel Transilvania" también tuvo lo suyo cuando fue estrenada en 2012 al presentarnos el lado animado de los monstruos clásicos como Drácula, Frankenstein, la momia, el hombre lobo, etc.

Si la primera destiló frescura y originalidad al iluminarnos el universo oscuro... em... de las relaciones humano-monstruos desde el punto de vista de las criatura, claro está, la segunda entrega se animó a ir un paso más adelante, al ahondar en las relaciones familiares de Drácula, su hija vampira Mavis y su yerno humano Johnny.

Esta tercera entrega trata de cambiar de tónica y ambiente pues si las primeras historias se desarrollan dentro del hotel que administra el buen Drac, ahora se ubica a los personajes a bordo de un crucero. 

Una decisión que quizás no fue la más afortunada pues a lo largo de la travesía se van olvidando los diálogos ingeniosos y las situaciones graciosas para dar paso a un humor más convencional y genérico.

La cinta está dirigida por el veterano experto en animación Genndy Tartakovsky (Samurai Jack), quien trata de seguir la fórmula ya establecida en la franquicia, pero por alguna razón no termina de cuajar en esta ocasión.

DE LA TRAMA 
Drácula se siente cansado de administrar el Hotel Transilvania. Pese a que cuenta con la ayuda de Mavis y Johnny, se siente solo y extraña la compañía de una pareja.

Mavis lo sorprende intentando conseguir citas en linea y decide llevárselo a un crucero para que se sienta mejor. 

Desde luego que va toda la tropa, incluida la gigantesca mascota familiar que los meterá en más de un lío.

El crucero tiene como destino la Atlántida vía el Triángulo de las Bermudas. Erica, la capitana, es humana, y Drácula siente un flechazo romántico al nada más verla.

El único problema es que Érica es descendiente de Abraham Van Helsing, enemigo jurado del vampiro y de todos los monstruos. ¿Podrá ser ese un obstáculo para que Drácula encuentre el amor nuevamente?

ASÍ LA VIMOS 


La gran virtud que debe tener una buena película animada es que debe resultar igual de entretenida para chicos y adultos.

La franquicia de "Hotel Transilvania" había cumplido con esta  condición pero a la peli que hoy nos ocupa le cuesta mucho mantener la atención del espectador adulto.

Y no es porque tenga una trama bastante simplona, que lo es. Se nota cierta premura en el desarrollo de los nuevos personajes, presentándolos planos y carentes de carisma.

Los que son recurrentes como Frankenstein, Blob o el hombre invisible han sido relegados. Johnny, el humano casado con la hija de Drácula, apenas si tiene incidencia en la película, pese a que en la anteriores tuvo más protagonismo.

La historia es tan genérica que hubo que echar mano a ciertas subtramas que no llega a ninguna parte, como el problema de juegos que tiene Frankenstein, o los esfuerzos de Denis y Winnie por mantener oculta a la mascota familiar.

De haberse pulido más el guión y expandido estas subtramas hubiera resultado una película bastante interesante.

Pero no nos mal interpreten. Al fin y al cabo, el filme está orientado a un público infantil que sin duda la disfrutará mucho más  que un adulto pero que, también es necesario decirlo, pasará por alto esa agenda de igualdad e inclusión que ya es común meter con calzador en cada película familiar.



EN RESUMEN
• La película pudo ser mejor, pero es una continuación adecuada para esta franquicia. De haber una cuarta entrega, los guionistas deberán esforzarse más para mantener la atención de la audiencia.

• ¿Es mejor verla doblada o en su idioma original? Eso es como preguntarle a alguien si prefiere Coca Cola o Pepsi. Es cuestión de gustos. Si bien a título personal, preferimos el idioma original, por aquello de los matices vocales que se pierden en la traducción, si uno va con niños no queda de otra que verla en español.

Y el doblaje acá no es tan terrible como en otras películas. El audio en español latino es bastante neutro, salvo uno que otro modismo mexicano que se puede perdonar. Además, respetan bastante bien el guión, no como ocurrió con "Deadpool 2", en el que se latinizaron hasta los chistes y referencias, perdiendo mucho sentido y gracia.

• ¿Los adultos se aburrirán?  No necesariamente. Siempre es divertido ver visiones distintas de personajes imprescindibles del cine de horror. Además, uno termina identificándose con ciertas situaciones por la que pasan nuestros héroes.

En pocas palabras, es una película familiar entretenida que pudo ser mejor, pero que logra mantener nuestra atención por hora y media. Además, es una buena excusa para presentarle los monstruos clásicos a las nuevas generaciones.


¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Hotel Transylvania 3: Summer Vacation
Dirección: Genndy Tartakovsky
Con las voces de: Adam Sandler, Selena Gómez, Kevin James, Molly Shannon
Año: 2018
Estudios: Sony Pictures Animation
País de origen: Estados Unidos
Duración: 1h37m
Relación de aspecto: 1:85
Visionado: Proyección digital 4K 2D









julio 15, 2018

"MISIÓN IMPOSIBLE: PROTOCOLO FANTASMA" (2011) Cada vez se pone mejor la saga

[RESEÑA] La agencia secreta IMF se ve involucrada en un bombazo en el Kremlin y debe ser suspendida, mientras Ethan Hunt y su nuevo equipo busca a los responsables.


En menuda tarea se metió el director Brad Bird, quien pese a tener una vasta experiencia dirigiendo largometrajes como "Los Increíbles", "El gigante de hierro" y "Ratatouille", al embarcarse en su primera producción con actores reales.

Como es sabido, la saga de "Misión Imposible" intenta mantener la frescura en cada entrega, usando a cineastas innovadores que le dan su particular punto de vista a las películas.

Y Bird logra salir airoso con esta prueba pues nos entrega una pieza de acción y suspenso impecable, que le sirve de vehículo a Tom Cruise para su lucimiento como héroe de acción.

A él se suman nuevos personajes como Brandt (Jeremy Renner, famoso por su papel de Ojo de Halcón en el universo Marvel), y la guapa agente Jane (Paula Patton).

Es bueno ver de vuelta al tecnogeek Benji (Simo Pegg) y qué mejor que ya como un agente de campo en plena forma. 

DE LA TRAMA 

Hendricks (Michael Nyckvist) es un terrorista que logra tener acceso a los códigos de lanzamiento de ojivas nucleares rusas, así que el agente Ethan Hunt (Tom Cruise) debe reclutar a un equipo para intentar detenerlo.

El intento por detenerlo en el Kremlin sale mal y como consecuencia, una serie de bombas detonan en pleno corazón de Moscú.

Hunt y su equipo escapan por los pelos pero la agencia IMF (Impossible Mission Force) queda comprometida, así que el gobierno estadounidense activa el protocolo fantasma, que no es más que dejar en suspenso a la agencia y declarar rebeldes a sus agentes.

Pero esto no detiene a Hunt, quien con su nuevo equipo intentará darle caza a Hendricks antes de que este pueda disparar los misiles hacia Estados Unidos. Esto lo llevará a una carrera contra el tiempo desde Moscú hasta Dubai y Mumbai para atrapar al villano

ASÍ LA VIMOS 
Tenemos que admitir que esta saga de espionaje y acción no nos deja de sorprender cada vez.

Se ha convertido en un vehículo muy rentable para Tom Cruise y lo ha mantenido en la preferencia de los cinéfilos, pese a uno que otro desacierto, como la desastrosa "La momia" de 2017.

Y si bien J.J. Abrams dejó el listón muy alto con la anterior entrega, "Protocolo Fantasma" es una digna continuación repleta de complicadas secuencias de acción y espectaculares efectos especiales.

Las escenas filmadas en la Aguja de Dubai (el rascacielos más alto del mundo) quitan el aliento. Ver a Cruise colgado a más de medio kilómetro del suelo intentando llegar hasta unos servidores de computadora, valen el costo del boleto.

Y no digamos la persecución entre Hunt y Hendricks en una torre de estacionamiento automatizada. Lo bueno es que el campo de acción no es territorio exclusivo de los caballeros pues Paula Patton y Léa Seydoux ofrecen un buen enfrentamiento a puño limpio.

Claro que hay que tener en cuenta que la saga es puro escapismo, de ese que nos ayuda a dejar de lado nuestros problemas por dos horas.

¿Qué pasa con la esposa de Hunt en esta película? Bueno, es quizás uno de los puntos bajos del guión, pues se resuelve de manera simplista aunque importante para el desarrollo de cierta tensión entre nuestro héroe y uno de los miembros de su nuevo equipo.

Bird es un competente director que debería tener más oportunidades de trabajar con actores de carne y hueso. 




EN RESUMEN
• La película es entretenida, de eso no hay duda. No por nada es de las producciones más taquilleras de la franquicia y de toda la carrera de Tom Cruise.

Además, sienta las bases del arco argumental que veremos en la siguiente película.

• ¿Vale la pena verla? Seguro. Y no es necesario ver las anteriores pues cada una de las entregas de la franquicia funcionan bastante bien como películas individuales.

Precede a:                                                           Antecede a:
Misión  Imposible III                                             Misión Imposible: Nación Secreta




¿Ya la vieron? ¿La verán? ¿Qué les pareció? Nos dará gusto saber su opinión.


Ficha técnica:
Nombre original: Mission Impossible: Ghost Protocol
Dirección: Brad Bird
Elenco: Tom Cruise, Paula Patton, Simon Pegg, Jeremy Renner, Léa Seydoux
Año: 2011
Estudios: Paramount Pictures/Sky Dance/Bad Robot
País de origen: Estados Unidos
Duración: 2h12m
Relación de aspecto: 2:39
Visionado: Netflix