Breaking

junio 30, 2011

A PROPÓSITO DE LOS TRANSMORPHERS

[ESPECIAL]  No sé exactamente la razón: Quizás se deba a que la economía en la cual nací siempre ha estado en crisis; talvés es porque mi presupuesto es escaso y me obliga a comprar lo que me alcanza o simplemente es porque soy agarrado.

El asunto es que he desarrollando una malsana afición -¿o debería llamarle vicio?- a comprar clones más que marcas originales.

El radio del Pánfilo (mi carro) es marca Suny; consumo abarrotes Suli y casi todos mis aparatos son Durabrand. En lugar de aspirinas tomo ácido acetilsalisílico y así por el estilo. ¡Mi afición por las películas delirantes no podía ser la excepción!

Y Dios bendiga a al libre mercado porque hay una enorme industria que produce películas para freaks como yo.

Mi proveedor de cabecera de licas genéricas es The Asylum, que ha desarrollado un envidiable catálogo con lo que los gringos llaman mockbusters o como suelo decir.. “lo mismo pero más barato” con el perdón del Dr. Simi.

Por estos días se estrena “Los Transformers 3”,pero.. ¿Por qué pagar Q35 en el cine si por Q5 puedo ver “Los Transmorphers”? Y por qué hacer grandes colas para ver “Thor” si hasta por el canal SyFy van a pasar “El poderoso Thor” con Richard Grieco como Loky?

El caso es que son películas independientes hechas por una fracción del presupuesto de las grandes producciones de Hollywood y filmadas en dos o tres semanas.

¿Dónde está el truco? Las actuaciones son muy malas, las historias son aún peor (pese a ser copias de tramas más elaboradas) y son protagonizadas por virtuales desconocidos o estrellas en franca decadencia. En pocas palabras.. ¡son para no perdérselas!

Veamos algunas de las “joyas” que ha producido The Asylum en los últimos años.  
Abajo del título, colocamos el nombre del filme que han clonado

“Almighty Thor”
(“Thor”)

Cody Deal encarna a Thor, quien debe conservar el martillo del poder que Loki quiere quitarle a toda costa. El caso es que actúan mejor los de Casa Comal y la trama incluye escenas de Thor corriendo mientras dispara una mini uzi.


 “Allan Quatermain y el templo de las calaveras”
(Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal)


Presumen que es la historia que “inspiró” a los creadores de Indiana Jones pero no es más que una historia genérica de aventuras a la que sólo le agregaron el nombre del clásico de la literatura Allan Quatermain. 

“Piratas de la isla del tesoro”
(Los piratas del Caribe)

Es una adaptación libre del cuento escrito por Robert Louise Stevenson. Al menos tiene la participación de Lance Henriksen (de la saga de “Alien” y la serie “Millenium”). ¡Tiene arañas gigantes!

“La batalla de Los Ángeles”
(Invasión la tierra)

 
En inglés las dos películas se llaman casi igual (Invasión: Battle of LA y Battle of Los Angeles) pero la trama es la misma: Soldados luchan en la ciudad angelina contra una invasión extraterrestre.
“Sunday School Musical”
(High School Musical)

No hay mucho que decir, sólo que es una película cristiana (!)


“Sherlock Holmes”
(Sherlock Holmes)

La versión de The Asylum me gusta más. El buen detective inglés lucha contra dragones y dinosaurios. 


Los Transmorphers
(Transformers)

Quedó tan bien (para los estándares de una mala película) que hasta tiene su secuela: “Transmorphers 2: La caída de la humanidad).


“Serpientes en un tren”
(Serpientes en un avión)


Para justificar a cientos de ofidios invadiendo los vagones de un tren, la trama incluye hasta una maldición maya.

Para hacer más delirante la historia, esta productora independiente estrena sus películas pocos días antes o después de su contraparte original. ¿Porqué no los demandan? 

Bueno, algunos personajes como Sherlock Holmes o Allan Quatermain son de dominio público, o sea que cualquiera puede usarlos en una película. Lo mismo ocurre con Thor, que antes de ser usado por Marvel, es parte de la mitología escandinava.

¿Y que pasa con temas como “Sunday School Musical” o “Los Transmorphers”? Bueno.. o tienen mucha suerte o tienen mejores abogados que Portillo.

Pero no se crean que esta es una tendencia nueva en la industria. La clonación de historias viene desde mucho antes, pero eso... mis delirantes lectores... es otra historia.


 Ps. Si les gustó comenten.. no sean tímidos... ah.. y cuéntenos de que país nos visitan..